Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Diez años y medio de cárcel al conductor que mató al músico en Pasito Blanco

Evaristo Pérez debe indemnizar con 2.400 euros a los guardias civiles por las lesiones

Evaristo José Pérez durante el juicio en su contra LP / DLP

El Juzgado de lo Penal número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a diez años y seis meses de cárcel al conductor que mató al músico en Pasito Blanco el 5 de febrero de 2019 mientras huía de la Guardia Civil.

La jueza dio por válida la tesis de la fiscal Cecilia Acebal que pedía ocho años y medio de prisión por los delitos de conducción temeraria en concurso ideal con homicidio por imprudencia grave y uno de atentado en concurso ideal con dos de lesiones, además, admitió la petición de la letrada de la acusación particular Idoia Mendizábal por lo que añadió dos años por el delito de omisión del deber del socorro. El hombre deberá indemnizar a los agentes de la Guardia Civil con 2.400 euros por las lesiones y a la Benemérita con 1391,41 por los daños a la patrulla.

La magistrada Mónica Oliva consideró probado que una dotación especial de la Guardia Civil había recibido instrucciones para identificar a los ocupantes del vehículo en el que circulaba Evaristo José Pérez por lo que al verle sobre las 17.00 horas, hicieron un cambio de sentido y se aproximaron al coche haciéndole señales para que se detuviera. El acusado se situó en el margen derecho de la calzada en el kilómetro 19 de la GC- 500. Sin embargo, cuando el agente se bajó de la patrulla y se dirigía hacia el turismo de Evaristo José Pérez, este «arrancó bruscamente» y el guardia civil tuvo que introducirse nuevamente en el coche policial para evitar que el turismo del acusado le golpease. De esa manera comenzó una persecución con dirección Sur en la que el condenado «interceptaba la trayectoria» del resto de vehículos que debían «reducir bruscamente su velocidad para no colisionar», reza el fallo.

Evaristo José Pérez era perseguido por los agentes que tenían puestas las señalizaciones correspondientes y, por el contrario, adelantaba vehículos en su huida llegando a invadir el carril contrario y conducir en zigzag para coger paquetes de droga que tenía dentro del coche y lanzarlos por la ventanilla. En el kilómetro 55 aminoró la marcha por lo que la patrulla se situó a su derecha y este «frenó y dio un volantazo» impactando con el coche oficial logrando que se salieran de la vía. Ese momento lo aprovechó el condenado para coger el enlace a Pasito Blanco y cuando tomó el ramal con sentido a Meloneras perdió el control y colisionó contra el coche del músico canario Miguel Estupiñán de manera frontal, ocasionándole la muerte producto de un traumatismo craneoencefálico y torácico que le derivó en un shock traumático

Al llegar los agentes al lugar del choque vieron a el condenado -con antecedentes por los delitos de asesinato, daños y lesiones y salud pública- huir a pie por lo que lo persiguieron y al alcanzarle, este «con el fin de evitar la detención» le propinó una patada en la muñeca izquierda a uno de los guardias civiles que finalmente lograron detenerle. Los hermanos del músico reclamaban una indemnización de 33.960,07 que fue satisfecha por la aseguradora del coche de Evaristo José Pérez. Ante la sentencia cabe recurso de apelación.

Compartir el artículo

stats