Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

La playa de Tauro vuelve al Estado pero continuará cerrada al público

Anfi Tauro recurrirá la decisión del Ministerio de revertir la cala a manos públicas tras retirarle la concesión y exigirá indemnización por daños y perjuicios

El jefe de la Demarcación de Costas de Las Palmas, Alberto Martín Coronel, inspeccionó la playa de Tauro junto a técnicos de su departamento y municipales. | | LP/DLP

La playa de Tauro vuelve a manos del Estado. Cinco años y nueve meses después de que la Dirección General de la Costa y el Mar otorgase a la empresa Anfi Tauro la concesión administrativa de 11.200 metros cuadrados de dominio público marítimo terrestre para la regeneración de esta cala y la explotación de los servicios de temporada, el Estado recupera la gestión pública de este arenal tras retirarle el permiso en 2020. La Demarcación de Costas de Las Palmas y el Grupo Anfi, con la presencia del Ayuntamiento de Mogán, firmaron este miércoles la reversión de la concesión y la recuperación de este espacio después de que la Audiencia Nacional desestimase esta misma semana un segundo recurso interpuesto por la compañía para intentar frenar la devolución de la playa. Horas después de la firma, Anfi Tauro mostró su disconformidad y anunció que recurrirá la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y que reclamará una indemnización por daños y perjuicios.

Al fondo, representantes de Costas y la empresa firman el acta de reversión. LP/DLP

Sin embargo, los vecinos tendrán que esperar todavía un poco más para bañarse en esta cala, que lleva vallada desde el año 2016, porque aún permanecerá cerrada al uso público hasta que Costas y el Consistorio moganero, que se reúnen este jueves, decidan qué hacer con ella, cómo abrirla y en qué condiciones, según explicó este miércoles el Ministerio, ya que el Ayuntamiento ha mostrado su interés por hacerse con los servicios de temporada y además tendría que poner vigilancia. «Se están realizando estudios para elegir la mejor alternativa de cara a devolver esta zona de la costa al uso público», señala el Ministerio.

Con la recuperación de la playa de Tauro para el Estado, la Demarcación de Costas de Las Palmas da cumplimiento a la Orden Ministerial que revocó en 2020 la concesión administrativa por incumplimientos en las condiciones del título. La firma del acta de reversión se celebró este miércoles en la misma cala moganera y a ella asistieron el nuevo jefe de la Demarcación, Alberto Martín Coronel, representantes de la empresa Anfi Tauro y técnicos municipales.

El Estado recupera la playa después de que la Audiencia Nacional denegase el recurso de Anfi

decoration

La devolución de la playa se ha hecho efectiva después de más de dos meses y medio de tira y afloja en los tribunales. La fecha inicial prevista para la entrega de los terrenos fue el pasado 12 de mayo, pero Costas tuvo que suspender el acto porque Anfi Tauro solicitó la aplicación de medidas cautelares ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. La empresa alegó que la devolución del suelo afectaba a terrenos de propiedad privada y que lo hacía para evitar los efectos de una privación confiscatoria sin previa propuesta y sin audiencia.

No obstante, en un auto fechado el 3 de junio, el alto tribunal canario denegó esa petición. En un intento por frenar la reversión, la empresa volvió a solicitar medidas cautelares, en este caso ante la Audiencia Nacional, pero su pretensión también fue desestimada esta misma semana y ha desembocado en la firma que ha devuelto el suelo al Estado.

Playa de Tauro. LP/DLP

Pero la compañía continuará su batalla en los tribunales, ya que recurrirá la decisión «por todos los medios legales necesarios» y reclamará una indemnización por daños y prejuicios. En un comunicado, Anfi defiende que ha cumplimentado todos los trámites establecidos para la concesión de la playa y reiteró que es «legítimo titular para llevar a cabo la gestión de la playa» al tiempo que denunció la actuación de Costas.

«Estamos ante una iniciativa empresarial 100% privada que ha supuesto un gran esfuerzo inversor y por la que pelearemos hasta las últimas instancias para mantener la adjudicación», sostuvo la empresa, «la playa de Anfi Tauro es una apuesta firme por la calidad y la sostenibilidad del entorno y se convertirá en un breve espacio de tiempo en la nueva playa de nuestros socios y de los residentes grancanarios».

La empresa ha defendido que el proyecto supone «un valor añadido a la oferta turística de Gran Canaria y representa un atractivo para el destino después de muchos meses de gran incertidumbre por culpa de la pandemia». Asimismo, la compañía recuerda que se ha invertido muchos recursos -hasta siete millones de euros- en la mejora de un espacio público que se ha regenerado con recursos propios retirando la basura existente y las piedras y sustituyéndola por arena.

Compartir el artículo

stats