Moya

Moya pide medidas cautelares para frenar la futura autovía de Arucas a Guía

La Villa se suma a Arucas con otro recurso contencioso administrativo contra el Plan insular que fija el trazado de la carretera y ordena el litoral de los tres municipios

Costa de Moya y Arucas.

Costa de Moya y Arucas. / LP / DLP

Javier Bolaños

Javier Bolaños

El Ayuntamiento de Moya ha presentado ya un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) contra el Plan Territorial Parcial de Ordenación del Litoral del Norte: Arucas-Moya-Santa María de Guía (PTP-15), que establece el trazado de la futura autovía entre Bañaderos y El Pagador y una ordenación de toda esa franja costera, al mismo tiempo que pide al juzgado medidas cautelares para paralizar el documento, que fue publicado en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) el 16 de febrero, después de ser aprobado en el Pleno del Cabildo del 30 de septiembre del año pasado. En esta misma línea el alcalde de Arucas, Juan José Facundo, ha anunciado que también irá a los juzgados. 

Moya trata de tumbar el plan territorial de reciente entrada en vigor, y que ha estado 13 años de tramitación y debate, precisamente por la discrepancias mostradas desde un primer momento sobre todo por dos de los tres ayuntamientos afectados. El alcalde, Raúl Afonso, ya lo había anunciado desde que fue aprobado por el Cabildo, y ya se ha hecho efectivo. El Ayuntamiento aprobó el día 14 de abril un decreto en el que habilita a un abogado para iniciar el trámite legal, y el recurso contencioso administrativo se presentó el día 17 del mes pasado. 

A partir de ahora, el Pleno de la Corporación ratificará en los próximos días la designación del abogado e interventor que llevarán el caso, como solicita el juzgado, antes de que se entre en materia y la Sala solicite toda la documentación al Cabildo. Y, una vez analizado también el expediente por el municipio, Moya también aportará la argumentación por el que inicia este contencioso entre Administraciones. 

El documento judicial solicita también medidas cautelares para suspender su aplicación hasta que se resuelva, al entender que si sigue en vigor el PTP-15 puede ocasionar consecuencias irreversibles.

El alcalde advierte de que falta suelo para reubicar a más de 80 familias del Altillo y La Barranquera

El Ayuntamiento basará en su argumentación en la existencia de defectos de forma. Entre otras razones, porque atenta contra un espacio natural protegido como es el Parque Rural de Doramas, en segundo lugar porque el trazado afecta a la costa y, sobre todo, porque suponer erradicar los asentamientos publacionales de El Altillo y La Barranquera, al obligar a reubicar a sus más de 80 familias que viven en la zona, afectando a varios cientos de personas, sin que exista en zonas próximas terrenos para que se puedan construir sus nuevas casas. En principio, existe la posibilidad de que tengan que moverse hasta San Felipe de Guía.

La normativa, señalan fuentes jurídicas, es que la reubicación implica un lugar cercano, y en estos caso no puede estar garantizado, lo que puede suponer un desarraigo. Y, a esto se suma que son asentamientos reconocidos desde los años 70 como suelos urbanos consolidados. 

Como ya publicó este periódico, Arucas también presentará en los próximos días un recurso contencioso administrativo contra el PTP-15. El alcalde, Juan Jesús Facundo, sustenta su recurso en que considera que el trazado propuesto para la construcción de la nueva autovía por la costa afecta a dos viviendas, una de ellas Casa Quintanilla (una antigua residencia familiar y explotación agraria construida a finales del siglo XIX, y dedicada ahora a la celebración de eventos), cuando existe margen para que el trazado vaya más pegado a las faldas de la montaña, sin causar mayores contratiempos. Y, en segundo lugar, porque incluye normativas que a su entender solapan a unas que no están vigentes, y que afectan al dominio público marítimo. En este sentido, el grupo de gobierno (PSOE-PP) están a favor de la reubicación de esas viviendas afectadas.

El Cabildo aprobó el documento en septiembre del año pasado por 20 votos a favor (los de los grupos políticos de NC, PSOE, Sí Podemos, Ciudadanos y CC) y ocho en contra -PP y UxGC, después de 13 años de tramitaciones. 

El Plan señala que «La finalidad fundamental del PTP-15 es desarrollar el modelo territorial y los objetivos planteados en el Plan Insular de Ordenación, estableciendo la ordenación integrada del área estratégica situada en la costa de Bañaderos, Quintanilla, San Andrés, El Roque y San Felipe, en virtud de sus características naturales y funcionales, potenciando la reactivación económica del área con equipamientos costeros, servicios recreativos, náuticos y otros usos de oportunidad, así como residencia y actividades comerciales logísticas, etc. A este respecto, cabe indicar que el ámbito del PTP incluye no solo la plataforma llana litoral, sino también su zona de influencia paisajística, es decir, las desembocaduras de los barrancos, los acantilados y laderas vertientes e incluso las plataformas superiores. Así, se prolonga por el litoral hasta la desaladora del Puertillo y engloba al núcleo de Bañaderos, se extiende hasta Costa Ayala y Tinoca, e incluye el parque empresarial en la zona de la Granja de Bañaderos».