Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MOVILIDAD

La aparición de tuberías empantana la metroguagua en Hoya de la Plata

La reanudación de las obras, que llevan más de tres meses paradas, depende del traslado de varias canalizaciones de la red saneamiento, abasto y fibra óptica

11

Obras paradas de la estación de la metroguagua en Hoya de la Plata José Carlos Guerra

La presencia de canalizaciones en servicio de la red de saneamiento, abasto y fibra óptica, que no se incluyeron en el proyecto de la actuación, mantiene paralizadas las obras de la construcción de la estación de la metroguagua en Hoya de la Plata, desde hace más de tres meses.

Fuentes municipales confirmaron que el parón se produjo tras toparse la constructora con las tuberías de Emalsa en la zona, las cuales «no estaban previstas» en el proyecto, «porque no fueron registradas» por la empresa mixta de agua «cuando el Ayuntamiento le consultó al respecto», así como cableado de fibra óptica de la telefónica Orange Jazztel.

Por su parte, fuentes de Joca Ingeniería y Construcciones, la empresa adjudicataria, justificaron la paralización al considerar que «hay una serie de servicios afectados» que impiden seguir adelante con los trabajos de excavación, ya que es necesario cambiar su ubicación, entre ellos, una tubería de impulsión de la red de saneamiento, la conducción que es la que plantea los mayores problemas.

Desde la compañía subrayaron que también es necesario modificar el proyecto original de la obra, debido a la existencia de múltiples «fallos» en el proyecto constructivo, al tiempo que aseguraron desconocer cuando se reanudarán las obras. Indicaron que se han estado haciendo «otros trabajos», si bien el aspecto que ofrece la obra es de total paralización. Otros contratiempos con los que se ha encontrado la contratista tiene que ver con la naturaleza del terreno, formado por roca, en lugar de material de escombrera, como se creyó inicialmente.

Desde el Ayuntamiento manifestaron desconocer también cuando se retomarán los trabajos y explicaron que además de la tubería de alcantarillado, hay que trasladar otras dos de abasto.

Traslado de las canalizaciones

Todavía no se ha decidido, señalaron, si Joca se encargará de hacer el traslado de las canalizaciones y luego pedir a Emalsa que le abone los trabajos, aunque consideraron que lo más probable es que sea la propia compañía mixta la que se encargue de realizar la actuación.

Las fuentes indicaron que desde el gobierno municipal ya se han mantenido conversaciones con Emalsa para que se haga cargo directamente del cambio de las tuberías y hacer que la obra no se retrase más. 

Por otro lado, habrá que acordar con Orange Jazztel, quien se encarga del traslado de la fibra óptica.

Mientras tanto, las obras de la estación de Hoya de la Plata parecen aquejadas por el mismo sino que empantanó los dos primeros tramos del sistema de transporte de alta capacidad, el de Blas Cabrera Felipe y el de la calle Alicante, en la Vega de San José.

 Por ahora parece ser que el problema sólo está relacionado con la aparición de canalizaciones no previstas en el proyecto, según aseguraron las fuentes municipales consultadas, aunque se da la circunstancia de que la empresa adjudicataria de la estación, Joca Ingeniería y Construcciones, es la misma que dejó colgado el tramo de Blas Cabrera Felipe con las obras a medias, después de conseguir la actuación al ofrecer una baja de un 42,8% sobre el presupuesto de licitación. Joca pasó a manos del grupo Urbas en 2021.

 Las obras del intercambiador  se iniciaron hace casi un año, en octubre de 2021, y tienen un plazo de ejecución de 17 meses, lo que refleja que acumula bastante demora. Salió a concurso en agosto de 2020, con un año de retraso sobre lo previsto y un presupuesto de licitación de 10 millones.

En un primer momento se adjudicó, en diciembre de 2020, a la Unión Temporal de Empresas (UTE)compuesta por Compañía General de Construcción Abaldo S. A.  y CHM Obras e Infraestructuras S. A. La UTE, que ganó el concurso al ofrecer la oferta más baja, 8,1 millones de euros, renunció poco tiempo después a realizar la obra.

En junio de 2021, casi un año después de la licitación de la obra, se produce la segunda adjudicación que, en este caso, recayó en Joca Ingeniería y Construcciones, la que presentó el segundo precio más bajo, que asciende a 8, 65 millones. En esta ocasión la baja fue de un 13,45% sobre el precio de licitación.

El tramo de la calle Alicante sigue sin terminar



El segundo tramo de la metroguagua, el que va desde la calle Zarauz hasta la la glorieta de la Ciudad de la Justicia, a través de la calle Alicante, continúa todavía en obras y sin terminar, dos años y medio después de su inicio.

Alos varios meses de retraso que acumula la actual adjudicataria Surhisa Suárez e Hijos se añade el año largo de parón que sufrió la obra por la marcha de la empresa Tecyr, que dejó sin terminar el 70% de los trabajos.

La actual contratista, que retomó la actuación el pasado mes de octubre, termina en estos momentos la construcción y pavimentación de las aceras, de las que quedan unos pocos tramos y ya se ha asfaltado uno de los aparcamientos de tierra que había justo al lado del hospital Insular, un equipamiento muy demandado por usuarios y familiares de pacientes de la zona sanitaria. Queda pendiente la plantación de los nuevos parterres que se han creado en los bordes de la zona para aparcar.

 Aún quedan, en el mejor de los casos, dos meses de trabajo para concluir los trabajos pendientes, entre los que figura la urbanización del otro aparcamiento de tierra que hay justo al lado y la terminación de la instalación de la red de pluviales.

Alumbrado

La actuación contempla también la instalación de nuevo alumbrado.

También está en macha la construcción de los andenes de la metroguagua, en la zona que antes ocupaba en parte la antigua rotonda, en la unión entre las calles Zarauz y Alicante, la cual ha desaparecido como tal y ha sido ensanchada para facilitar el giro de los vehículos Bus Rapid Transit (BRT).

Desde el pasado 15 de agosto se interrumpió el tráfico privado por la subida de Zarauz, por la que sólo pueden circular ahora las guaguas.

La medida ha sido muy criticada por los taxistas, que tampoco pueden subir por Zarauz, al entender que su exclusión sólo perjudica a los clientes de este transporte público, que se ven obligados a dar un rodeo par acceder a los centros hospitalarios.

En la calle Zarauz, los operarios remataban este jueves el mobiliario de la zona con la colocación de las vallas que limitan el paso al complejo hospitalario desde la acera.

La ejecución del tramo de Alicante fue adjudicado por 2,5 millones en enero de 2019 a la empresa Tecyr, que abandonó los trabajos tras realizar apenas el 30% de los trabajos. La terminación de la obra fue adjudicada el pasado año por 1,83 millones a Surhisa y un plazo de seis meses.

La metroguagua irá por los dos carriles más pegados a tierra al principio de la calle Alicante, mientras que los coches circularán por la vía más pegada al mar. A partir de la rotonda que conecta Alicante con Tarragona, los vehículos de la metroguagua ocuparán los carriles centrales hasta la avenida Eufemiano Jurado. Los coches privados lo harán por los dos exteriores.

Compartir el artículo

stats