Navidad

Las ventas resisten tras el paso del Black Friday

La campaña navideña arranca con fuerza en la avenida Mesa y López y los clientes se han apresurado a comprar sus regalos a pesar de la escalada de precios

Benyara Machinea

Benyara Machinea

La subida de los precios tras el paso del Black Friday no ha impedido que miles de vecinos salieran ayer, coincidiendo con el primer fin de semana de diciembre, para comprar los regalos navideños de sus familiares y amigos. Los comerciantes de Mesa y López hacen un balance positivo del arranque de la campaña festiva, que llega con fuerza tras unas ventas deslucidas en el cierre del mes de noviembre.

"Hemos empezado hoy con las compras de Navidad y está todo muy caro. Un juguete que antes valía 30 euros, hoy te cuesta más de 50", comentaba este domingo Nereida Díaz a las puertas de un establecimiento de la avenida Mesa y López, compartiendo el sentir general. La viandante no pudo adelantar la lista de regalos para sus familiares y amigos en el Black Friday y ha aprovechado los primeros días del mes, cuando muchos vecinos de Las Palmas de Gran Canaria cobran sus nóminas, para preparar los paquetes que colocará dentro de unas semanas debajo del árbol.

A pesar de que los precios han empezado la escalada habitual de estas fechas, miles de personas recorrieron las ramblas este domingo, de diestro a siniestro, en búsqueda de las últimas ofertas. Cada vez son más los clientes que optan por dejar a un lado los ansiados descuentos de finales de noviembre y esperan unos días para que el flujo de compradores vuelva a la normalidad. Las largas colas para pagar son un hándicap por el que muchos no están dispuestos a pasar.

"Se nota muchísimo el paso del Black Friday en las tiendas. Yo incluso tenía reservado un pantalón que fui a recoger hoy y, como vi que estaba 20 euros más caro, no lo compré", cuestionó Díaz. La viandante se pregunta si, con motivo del señalado día, los establecimientos aprovechan para bajar los precios y después los inflan con un sobrecoste que no está al alcance de todos los bolsillos: "Este año toca recortar gastos porque no sabemos si a partir de enero subirán los sueldos, el agua o la luz, y hay que estar preparados".

Balance positivo

Con todo esto, las ventas del primer fin de semana de diciembre han dejado un balance positivo en los comercios de la zona, muy superior al de años anteriores. "Se ha notado mucho movimiento estos días, y eso que el Black Friday fue un poquito más flojo que el anterior. Aunque superamos las ventas, se notaba bastante menos afluencia y desde este sábado ya se evidenció un cambio", explicó Davinia Santana, dependienta de Estadio Sport.

La vendedora sopesa que esta tendencia positiva puede deberse a que, al tratarse de los primeros días del mes, la gente ya ha cobrado y está empezando a preparar los regalos para no verse apurada en el último momento. Los clientes que más han pasado estos días por la tienda son vecinos de Las Palmas de Gran Canaria o de otros municipios de la Isla, que lo que más compran es calzado y ropa para hacer deporte.

Algunos viandantes salen de los establecimientos de Mesa y López con las bolsas en la mano.

Algunos viandantes salen de los establecimientos de Mesa y López con las bolsas en la mano. / José Carlos Guerra

La lista de regalos es más extensa que la media en el caso de Loreto Castillo, que, como comparte techo con muchos hermanos, tiene que anticiparse y empezar a envolver paquetes para fechas señaladas como la Navidad o los Reyes Magos. "Justo hoy hemos empezado con las compras navideñas. La verdad es que no aprovechamos mucho el Black Friday porque, aunque nos gusta salir pronto y mirar con calma, no pudimos movernos por el trabajo y porque esos días se acumula mucha gente en las tiendas y se forman colas", explicó la viandante mientras agarraba varias bolsas en la mano.

Castillo destaca que es positivo tener una lista preparada de antemano "para no estar luego devolviendo" lo que no se va a utilizar: "Nosotros somos familia numerosa, algunos de mis hermanos ya tienen hecha la lista y otros no, pero ya tenemos más o menos una idea de lo que vamos a comprar". La viandante avanza que tienen previsto invertir "más o menos lo mismo que otros años" y que, aunque la mayor parte de su familia tiene trabajo, tampoco quieren "tirar dinero" en estas fechas.

"Yo tenía reservado un pantalón que, cuando lo fui a recoger, estaba 20 euros más caro", critica una vecina

Entre los regalos más frecuentes de las Navidades siempre se cuela algún libro. Aunque los ejemplares electrónicos ganan adeptos, las librerías toman fuerza en el mes de diciembre y la ayuda de 400 euros del Bono Cultural hace que los jóvenes también se animen a repartir tomos.

"Hay muchos clientes este fin de semana y la verdad es que estamos bastante contentos porque se están cumpliendo las expectativas que teníamos", explicó Ayoze Brito, vendedor de La Casa del Libro. El trabajador de la tienda enfatizó en que la lectura es un "regalo muy socorrido que siempre funciona muy bien" y precisamente en invierno es cuando más crecen estas ventas.

Luis Guzmán Santana salió ayer a Mesa y López acompañado de su hijo Derek, que ya escribió días atrás su lista de deseos. "Ya estoy preparando algunos peluches y packs de Pokemon para esta Navidad, a ver si Papá Noel me los trae, y un dron también", adelantó el pequeño. Su padre explica que ya tiene algunos regalos listos y sostiene que, a su parecer, "los precios siguen prácticamente igual". "Uno se aprieta al final el cinturón y termina comprando para que todos tengan algo el día de Navidad", incide el viandante.

Cumplir la lista de deseos

En las ramblas coincidieron desde primera hora los más fieles a las fiestas, ataviados con gorros temáticos, personas que cargaban árboles de un metro y hasta un Santa Claus que se sacaba fotos con los más jóvenes. Bárbara Quintana reordenaba en un banco los regalos de su familia, que sobresalían de las bolsas ya envueltos en papel temático. "Desde noviembre ya empiezo a comprar todo lo necesario", explicó.

Quintana cuenta que le gusta prevenir y estar preparada antes de que lleguen los días fuertes: "Tengo mis gustos y así no me veo después envuelta en la vorágine de compras. Voy mirando las cosas que me parecen interesantes, las empresas ya van trayendo las cosas de nueva temporada, y yo aprovecho". La mujer señala que su familia es fiel a las fiestas y que tanto en Papá Noel como en los Reyes Magos no pueden faltar los paquetes a los pies del árbol. "Hoy no tenía intención de comprar porque vine a dar un paseo, pero todavía vi algunas ofertas en perfumes, de buenas colonias que normalmente son inaccesibles, y me animé", aseguró.

Un viandante entra en El Corte Inglés de Mesa y López con las bolsas de las compras.

Un viandante entra en El Corte Inglés de Mesa y López con las bolsas de las compras. / José Carlos Guerra

En algunas tiendas lo que manda es el impacto del turismo. La llegada del crucero Aida Cosma, que atracó el pasado viernes en el Puerto de La Luz, ha contribuido al balance positivo de los comercios de Las Palmas de Gran Canaria. La compañía todavía tiene programadas hasta 143 escalas hasta el mes de abril y se prevé que muevan por Canarias a 195.000 turistas.

"Los extranjeros son los que más compran en esta tienda", explicaba Laura Rodríguez, dependienta de la sucursal de Cortefiel de Mesa y López, que hacía un balance positivo del impacto del turismo en los negocios de la zona. La vendedora incidía en que este año la gente se está animando a comprar y los últimos días han dejado un buen resultado. El cambio de tiempo también ha influido en las tiendas de ropa y, como explica ella misma, "lo que más se está vendiendo son los chaquetones".

La llegada del crucero Aida al Puerto de La Luz ha beneficiado a muchos comerciantes de la zona

María Amparo Santana decidió dedicar la jornada del domingo para recorrer las tiendas de la ciudad en busca de los regalos más adecuados para las personas de su entorno. "Ahora voy a ir a Las Arenas a ver si veo algo que me guste porque la verdad es que no he tenido tiempo hasta ahora de empezar a mirar, pero ya voy a buscar un huequito y así voy comprando", contó con un par de bolsas en las manos.

La mujer alega que estas Navidades han venido acompañadas de una subida general de costes que cuesta sobrellevar. "Las cosas están por las nubes, apenas ha cambiado la situación, pero es lo que hay", comentó con resignación. Pese a esto, la viandante adelantó que este año no tiene previsto recortar en gastos de cara a los días señalados en el calendario.