Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mundo por de dentro

Estimar o inducir el voto

El sondeo del CIS de septiembre da una intención directa de voto al PSOE del 20,5 % sobre el censo, lo que supondría el 29,6 de los votos válidos. Eso es un punto más que en el anterior barómetro, el de julio, tanto en intención directa, como en estimación. Eso significa que no le ha afectado, por el momento, la subida famosa de la luz, y los ciudadanos premian la gestión de la pandemia; o que empiezan a notar la mejora de los datos económicos y de empleo. El barómetro del CIS, publicado este jueves, corresponde al mes de septiembre y las encuestas se han realizado entre el 1 y el 13 de septiembre. El Partido Popular tiene una intención directa de voto de 12,8% sobre censo, y una estimación del 20,5. Es decir, el PSOE le saca al PP en intención directa de voto casi ocho puntos, y más de nueve en estimación.

Si lo comparamos con los resultados de julio tanto en voto directo como en estimación el PSOE sube un 1%; mientras el PP pierde 2% en voto directo y 3% en estimación. El caso de Unidas Podemos (incluye En comú podem, En común y Unidas Podemos) sube un 0,8 tanto en intención directa como en estimación. Vox sube un punto en voto directo, y se mantiene en estimación. Ciudadanos sube un punto tanto en voto directo como en estimación. El PP debería repensar su estrategia radical. Es una sugerencia.

Si lo analizamos por bloques, de izquierda (PSOE- Unidas Podemos) y comparamos con los datos de septiembre de 2020, hace un año, sumaba el 30,2 del voto directo y un 43,7% de la intención de voto. La derecha (Partido Popular, Vox y Ciudadanos) reunía el 24,5 en intención directa, y un 40,4% en voto estimado. En el barómetro de esta semana la izquierda reúne un 28,7 en intención directa, y un 40,9 en estimación. En ambos casos baja algo más de dos puntos. Por otra parte, el bloque de la derecha no se beneficia ya que pasa al 23,6 en voto directo, casi un punto menos, y el 40,8 en estimación. Prácticamente se mantiene. Los votos que la izquierda pierde no van a la derecha, se mantiene igual y dentro de ese bloque el PP y Vox suben a costa de Ciudadanos que pierde casi cuatro puntos. El PP y Vox están fagocitando a C’s. El voto directo que pierde el bloque de la izquierda va a la coalición Mas Pais/Compromis, y en menor medida a los nacionalistas que han apoyado al Gobierno Sánchez: ERC, PNV. En resumen, la polarización política separa los bloques de electores; y el trasiego tanto en intención, como en estimación de voto es dentro de cada bloque. La que le va a caer a José Félix Tezanos, el director del CIS, va a ser, como siempre, cualquier tipo de descalificación desde los medios de las cavernas. Si es que no le ha caído ya.

«Yo acuso. Es una cuestión de dignidad científica y académica. El acoso al Centro de Investigaciones Sociológicas, precisamente en su etapa de mayor trasparencia (nunca antes se publicaron los modelos de estimación de voto), alcanza un nivel que roza lo escatológico (según la segunda acepción RAE: 2. f. Uso de expresiones, imágenes y temas soeces relacionados con los excrementos.). La campaña de descalificación contra el presidente del CIS, el profesor José Félix Tezanos, es un cruce de caminos en el que coindicen francotiradores freelance buscando el minuto de gloria, bandoleros de opinión demediada e intereses partidarios». Lo ha escrito Antonio Alaminos, catedrático de Sociología Matemática de la Universidad de Alicante en el último número de la revista Temas con el título de Acuso y Desafío. La acusación es que «son solo opiniones sin fundamento empírico o metodológico, insultos sin más allá que la destrucción»… 2es una cuestión de mala fe».

Es «manipular la opinión pública mediante encuestas, cuyos resultados publicados solo recogen la opinión de los que las encargan». Nunca -añade Alaminos- publican la intención de voto de la ciudadanía, ni publican el modelo de estimación de voto. Algo que sí está haciendo el CIS con Tezanos. «Es meridiano que las estimaciones de algunos medios de comunicación le dan la vuelta entera a la opinión pública». Nos enseñaron que las encuestas deben publicar la intención y de qué forma se deduce la estimación. Salvo que lo que pretendan en realidad sea inducir el voto. Yo también acuso.

Compartir el artículo

stats