El personal de mantenimiento del Hospital Negrín lleva cuatro meses sin cobrar

CCOO anuncia movilizaciones si el 1 de septiembre no se ha pagado a los trabajadores de la empresa Ingemont Tecnologías que les adeuda más de 400.000 euros en salarios

Exteriores del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín.

Exteriores del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín. / La Provincia

María Jesús Hernández

María Jesús Hernández

Los trabajadores de mantenimiento del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, empleados por la empresa Ingemont Tecnologías, llevan cuatro meses sin cobrar. Una situación «límite y crítica» denunciada por CCOO que anuncia movilizaciones a partir del 1 de septiembre, si en esa fecha no se ha pagado a la plantilla la deuda que supera los 400.000 euros.

El personal encargado de las labores de mantenimiento integral y puesta a punto del Hospital Negrín (quirófanos, aire acondicionado y climatización, criopreservación, electricidad, fontanería, gases medicinales...), asciende a 65 personas, de las que sólo 14 trabajan actualmente, dado que la gran mayoría están de baja por incapacidad temporal por ansiedad, depresión y estrés. «Hablamos de 65 familias que no cobran desde hace cuatro meses, muchos incluso son víctimas de la política bancaria y ya tienen anuncios de embargo o desahucio. Además, son trabajadores que hacen un servicio público esencial y fundamental para la sociedad canaria, para los pacientes y no podemos permitir un deterioro del mismo por la infradotación de la plantilla», indicó Esther Ortega, secretaria general de CCOO en Gran Canaria.

De los 65 afectados, sólo 14 trabajan en la actualidad, la mayoría está de baja médica por ansiedad

Los responsables sindicales hicieron un llamamiento a la Consejería de Sanidad y al Servicio Canario de Salud (SCS) para que asuman su parte de responsabilidad y contribuyan a regularizar la situación de la plantilla y su salario.

Según apuntó Agustín Sosa, asesor de CCOO, el pasado miércoles, 2 de agosto, el sindicato convocó una reunión con la empresa y el SCS para abordar el problema que afecta a las 65 familias y buscar una solución urgente. «Esta semana hemos conseguido abrir una vía de negociación que no puede ir más allá del 1 de septiembre. Es cierto que la empresa Ingemont ha incumplido con sus trabajadores, pero también el SCS es corresponsable de esta situación por la falta de premura en su resolución. Hemos conseguimos abrir esa vía de negociación, pero nuestra condición es que el pago a los trabajadores esté hecho antes el 1 de septiembre».

En el caso contrario, CCOO anuncia la convocatoria de movilizaciones, sin descartar huelga, concentraciones o encierros. «Aquí cabe todo el abanico de movilizaciones porque esta situación es insostenible».

Agustín Sosa apuntó que en dos semanas volverán a reunirse con el SCS y la empresa Ingemont Tecnologías para agilizar la solución, y anunció que el SCS ya está buscando otra empresa para el mantenimiento integral del centro hospitalario, que sustituya a la actual. «Si el contrato con Ingemont se liquida el 31 de agosto, los trabajadores tienen que cobrar antes del 31 de septiembre». El representante sindical añadió que parte del conflicto radica en un desacuerdo entre a la compañía y la administración sanitaria respecto a la liquidación, «desacuerdo que no pueden pagar los trabajadores», concluyó.