La ULPGC recibe a 842 estudiantes de movilidad atraídos por «el sol y el mar»

El colectivo más numeroso lo constituyen los 463 Erasmus+ que en su mayoría llegan de Italia y Alemania, 350 proceden de La Península y 29 de América y Asia

'Welcome Day' de la ULPGC a estudiantes de movilidad del curso 2023/24

María Jesús Hernández

María Jesús Hernández

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria celebró ayer el acto de bienvenida de los 842 estudiantes de movilidad, procedentes de 33 países, además de otras comunidades españoles a través del programa Sicue, y que han elegido la ULPGC para cursar estudios durante el nuevo curso académico, atraídos principalmente por el «buen clima» de la Isla, «el sol y el mar» y la posibilidad de mejorar el aprendizaje del español. Así lo destacaron algunos de los jóvenes presentes en el acto celebrado este martes en la Facultad de Ciencias de la Educación, presidido por el rector Lluis Serra Majem y los vicerrectores de Internacionalización, Movilidad y Proyección Internacional, y de Estudiantes, Jin Taira y David Sánchez respectivamente.

Los estudiantes del programa Erasmus+ constituyen el grupo más numeroso de entre los que llegan de fuera de España, con un total de 463 alumnos; les siguen los 350 del programa Sicue procedentes de otras regiones españolas; y finalmente los 29 del Mundus, llegados de otros continentes como Asia y América. Respecto a los países extranjeros, los que envían este curso más estudiantes de intercambio a la ULPGC son Italia (190), Alemania (103), Polonia (29) y Portugal (20). El resto, proceden de Argentina, Austria, Bélgica, Chile, Colombia, Corea del Sur, Croacia, Estados Unidos, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Japón, Letonia, Lituania, México, Noruega, Perú, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia, Suiza, Turquía y Uruguay.

El programa Erasmus Mundus incorpora alumnado de Chile, Colombia, Japón, Argentina, México, Perú y EEUU

Entre los Erasmus+ se encuentran las estudiantes de Arquitectura Anna de Carli (Italia), y Maëlle Myara (Francia), ambas movidas por el interés de adentrarse en los detalles de la arquitectura canaria y mejorar su nivel de español. «Quiero aprender el español muy bien, también conocer más en profundidad sobre la arquitectura de España en general y de Canarias», apuntó Anna de Carli.

La alumna italiana puso en valor sus «buenas expectativas» sobre la enseñanza que va a recibir en la ULPGC, dado que una de sus profesoras estuvo en esta Universidad hace unos años durante una estancia de docencia e investigación. «Ella me habló muy bien de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas, de hecho ella sigue teniendo contacto con profesores de aquí, con lo cual mi interés por venir también obedece a esta conexión, además de que estoy acostumbrada a vivir en la montaña y el bosque, y me encanta vivir la experiencia natural de las islas, el sol y el mar».

Mentalidad isleña

Maëlle Myara, que reside en Marsella eligió la ULPGC «porque pienso que la mentalidad de los isleños es muy diferente de la Península y de la Francia continental no es la misma calidad de vida y la arquitectura es muy diferente también». Ella ya conoce la Isla, porque el pasado año hizo prácticas durante dos meses en un estudio de arquitectura. «Espero que esta experiencia me aporte una mejora del español y, sobre todo, una mayor sensibilidad de la arquitectura, de como vivir en una isla y como entender lo que piensa la gente aquí».

Lena Müller-Falcke, de Alemania, llega con el objetivo de cursar formación en Historia, Geografía y Filología. Optó por la ULPGC «porque me gustaba el lugar y el clima», pero también porque «quería mejorar mi español y aprender un poquito más».

Dentro del programa Erasmus Mundus, para países de fuera de Europa, se encuentra Sofía Trias, alumna de Educación Infantil de Uruguay, que eligió la Universidad grancanaria «porque me gustaba mucho el lugar, el clima, el mar y las materias también. Todo esto es una experiencia nueva».

Por su parte, Camila Sampayo, estudiante de Argentina que viene a cursar materias de tercero y cuarto de Administración y Dirección de Empresas (ADE), se decidió por la ULPGC porque quería «estar cerca de la playa», adora el calor y el clima canario y «me gustaba mucho venir a una isla que para nosotros es algo fuera de lo común». Una elección que tomó a ciegas, dado que no tenía ninguna referencia de Canarias, pero la impresión, de momento, es satisfactoria. «Es relindo todo, muy diferente a Argentina».

El programa de movilidad Sicue, le ha dado la oportunidad a Alejandro Arébalo, estudiante de 21 años de Linares (Jaén), de cursar en la ULPGC el último curso del grado de Enfermería. «Hace unos años vine a Tenerife y a GranCanaria de vacaciones y la verdad es que me encantó Canarias y quería volver», subrayó.

El Vicerrectorado de Internacionalización firma un acuerdo para la incorporación de Erasmus Student Network (ESN)

Todos ellos, junto con el resto de compañeros que pudieron asistir al Welcome Day celebrado en la Facultad de Ciencias de la Educación de la ULPGC, recibieron el mensaje de bienvenida del rector, que les explicó los puntos fuertes de la Universidad de Las Palmas de GranCanaria, sus áreas más destacadas, así como la oportunidad que se les presenta para disfrutar de la cultura y la gastronomía de la Isla. «Esperemos que no sea la última visita que hagan, que sigan viniendo, ya sea por vacaciones o por motivos profesionales», concluyó Serra, al tiempo que mostró su satisfacción porque la ULPGC sea una de las Universidades que más estudiantes de movilidad recibe. «Nos eligen como destino por lo bien que se vive en Canarias, por la playa, por el surf, por el carácter acogedor de la gente, pero también por la Universidad, porque se aprende y porque hay mucho talento, somos una Universidad con proyección en un entorno muy bonito».

El vicerrector de Internacionalización, valoró el hecho de que, un año más, se mantengan los números de estudiantes de intercambio de la época pre-pandemia, de forma que el Vicerrectorado gestiona del orden de 1.900 alumnos y alumnas, entre los de la ULPGC que se van y los que reciben.

Como novedad, apuntó que este año se incorpora oficialmente Erasmus Student Network (ESN), una organización de estudiantes de ámbito europeo. «La ULPGC ya tenía un convenio con AEGEE -Foro de Estudiantes Europeos-, y ahora incorporamos a ESN de manera que los alumnos van a tener una doble posibilidad de apoyo, no solamente para actividades culturales, sino también para la mentoría internacional».

Otra de las novedades que anunció Jin Taira para este curso, se lleva a cabo en colaboración con el Vicerrectorado de Estudiantes, y radica en garantizar créditos de reconocimiento a los estudiantes de la ULPGC que participen en estas mentorias internacionales.Finalmente, el vicerrector de Internacionalización destacó el papel de los estudiantes de movilidad «en la construcción de puentes interculturales que faciliten el camino de Europa hacia la concordia».

Iván Santana, miembro de ESN, también puntualizó sobre la importancia de los programas de mentorización para «acompañar y atender las necesidades» de los estudiantes que llegan de otros territorios. «Nuestra contribución se resume en tender una mano amiga en la ciudad para que su estancia aquí sea más fácil y tengan a alguien que les ayude. Por ejemplo, ahora que es el Pino, les acompañaremos a las fiestas y les diremos cómo se come un buen bocadillo de chorizo de Teror», apuntó el alumno de Economía de la ULPGC.