Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La Audiencia absuelve a un hombre acusado de abusar de su hijastra

El Tribunal no ve probado que el procesado violara a la niña de diez años | La Fiscalía pedía una condena de 11 años de cárcel

El acusado de violar a la hija de su pareja, en el juicio en su contra LP / DLP

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha absuelto a un hombre de 45 años al que la Fiscalía acusaba de haber abusado sexualmente de su hijastra cuando ella tenía entre diez y 11 años.

El fallo considera probado que el acusado -representado por el letrado José Luis Benítez- era pareja de la madre de la denunciante desde que la niña tenía tres años, así como que la menor acudía a la vivienda del ahora absuelto los fines de semana. También, pone de manifiesto que la pequeña dormía en la misma habitación con su madre y la pareja de ésta ya que gozaba de una «relación cercana a la paterno-filial» con el procesado.

Sin embargo, no ve acreditado que el hombre entre 2014 y 2015, cuando la menor tenía entre diez y 11 años, se haya aprovechado de la buena relación con la pequeña para tumbarla en la cama cuando ella salía del baño, «ni que la penetrase vaginalmente».

La sentencia reseña que la Sala no advierte «móviles espurios» que vicien la declaración de la menor, no obstante, tampoco tienen la convicción de que los hechos narrados por ella ocurrieran tal y como los expone. La denunciante dijo durante el juicio que le contó a su madre que el acusado había intentado violarla en la habitación mientras ella estaba en la cocina pero su progenitora no le creyó, así como que el hombre le había realizado tocamientos con anterioridad a ese episodio. 

El Tribunal también desgrana que un agente de la Guardia Civil detectó «contradicciones» en el relato de la denunciante ya que entendían que si el investigado estaba violando a la menor, la madre tenía que darse cuenta por lo pequeño que era el habitáculo. 

Finalmente, la Sala vio válida la tesis del letrado José Luis Benítez con respecto a que se debe mantener la presunción de inocencia de su cliente ya que no ve creíble que el acusado la violase en la misma casa en la que estaba la madre de ella, máxime cuando la pequeña sostuvo que sangró y gritó. La Fiscalía pedía una condena de 11 años de cárcel por un delito de abuso sexual a menor de 13 años.

Compartir el artículo

stats