Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El triunfo de los siete fichajes

En el once que logró la gesta en Villarreal estaban siete de los nueve refuerzos de esta temporada

El triunfo de los  siete fichajes

El triunfo de los siete fichajes

Una victoria épica labrada en los despachos, en verano y en invierno. La UD Las Palmas ha incorporado esta temporada a nueve jugadores entre ambos mercados -uno de ellos, Antolín Alcaraz, duró seis meses-. En la alineación que firmó la gesta del sábado en Villarreal se encontraban siete de ellos. Solo faltaba el lesionado Wakaso.

En el once inédito formaban además las dos incorporaciones del mercado de invierno, Ángel Montoro y Mauricio Lemos. Los dos acompañaron a Javi Varas, Pedro Bigas, Javi Garrido, Nabil El Zhar y Willian José como titulares, todos llegados en verano. La política de refuerzos que llevó a cabo la dirección deportiva fue muy discutida. De hecho el propio Paco Herrera no escondía más demandas durante el verano.

Y aunque a varios de esos jugadores les ha costado, poco a poco han ido respondiendo a la confianza que llegó desde los despachos en verano. Es el caso de Javi Garrido o de Willian José, que empezaron el curso teniendo muy poco protagonismo y en los últimos meses se han consolidado. Algo parecido le ha ocurrido a Wakaso, irregular con Paco Herrera y sin foco, en parte por decisión técnica y en parte por una lesión, en los primeros meses de Setién. Pero el cántabro ha encontrado un puñal cuando decidió situar el ghanés en una banda.

Mientras, Javi Varas y Pedro Bigas han sido indiscutibles desde el comienzo de temporada, los dos fichajes más regulares y que mejor rendimiento han ofrecido. Y El Zhar ha alternado titularidades con suplencias durante todo el curso, destacando en las últimas semanas como extremo zurdo.

A ellos, por la plaga de bajas y el error con Alcaraz, se sumaron en enero Lemos y Montoro. El uruguayo venía aprobando como mediocentro y en su primer test como central, su posición natural, frenó a Soldado. Mientras, el valenciano disputó su primer partido completo de amarillo cumpliendo en un papelón, el de pivote sustituyendo a un Roque que iba de sobresaliente en sobresaliente. La UD está de dulce y el entorno se da cuenta de que lo que había era mejor de lo que muchos pensaban.

Compartir el artículo

stats