Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Ramírez: "Los jugadores ya se bajaron el sueldo y lo mínimo es respetar todos los contratos"

"Desde LaLiga nos aseguran que se volverá a competir en mayo, la situación es delicada y nos afecta a todos", afirma el presidente de la UD Las Palmas

Miguel Ángel Ramírez Alonso, en una imagen de archivo, del pasado mes de junio, en el estadio de Gran Canaria. QUIQUE CURBELO

Hace unos días, la UD se aferró al ERTE como medida de urgencia ante la pérdida de ingresos por los efectos del virus y la suspensión de la competición. Se activó la maquinaria judicial, a los empleados -técnicos de la base- les llegó el escrito- y ahora se paraliza. ¿Por qué?

Lo más importante es la salud de nuestros trabajadores, por eso, no dudamos, en primera instancia, en adoptar las medidas y protocolos para salvaguardar la dignidad de asalariados bajo nuestra responsabilidad. Sin ningún tipo de excepción. Más allá de ser un equipo de fútbol, tenemos más de 200 empleados en una vertiente multidisciplinar: dependientes de la tienda, periodistas, administrativos en el área de publicidad, marketing, limpiadoras, camareros, cocineros, así como atender los E-Sports, Fundación...Ordenamos cerrar la Residencia desde el primer segundo. A partir de ahí, la situación y el caos económico que vivimos es desolador y por ende, afecta a las empresas. La UD no deja de ser una empresa.

¿Se ejecutó el ERTE?

No.

Y el documento que recibieron los entrenadores de base...

El Gobierno anunció que fomentaría el renacer empresarial con ERTE. Y pusimos en marcha, nuestra maquinaria judicial, que consiste en comunicar a la autoridad competente que queríamos hacerlo por fuerza mayor. Así como trasladarle a los trabajadores los pasos por escrito. Pero al hacerse público, con su publicación en el BOE, de que los trabajadores percibirían el 70% nos surgió la alarma. Eso deja una media de 700 euros para muchos trabajadores, y queríamos complementar la cantidad del Estado. La UD ponía el resto [ese 30% hasta el total] para no generar un quebranto económico en casa, que ya bastante tienen con estar confinados en casa por la cuarentena. Pensamos, otra vez, en el trabajador.

Y fue rechazado ese plan complementario con el ERTE...

Sí, los servicios jurídicos nos alertaron de que podríamos tener problemas con el ERTE si la UD cubría ese complemento del 30%. Lo consultamos a LaLiga, y también coincidían: cabía la opción de que fuese rechazado. Decidimos asumir el costo que supone para una empresa como la UD, que no ingresa por patrocinios, publicidad, taquilla, derechos de TV, atender a sus trabajadores. Su lealtad, que han hecho gala desde que soy presidente, nos exigía no acometer el ERTE.

Queda fantástico. Ramírez salva a la flota. ¿Pero quién paga la fiesta? ¿Qué coste genera mantener los salarios hasta junio si no vuelve la competición? ¿Y si se suspende LaLiga por el virus?

Siempre hemos dicho que la UD es un club solvente. Tenemos nuestros ahorros, forma parte del procedimiento cotidiano de gestionar una empresa de este calibre. Estamos preparados.

Usted asegura, con luz y taquígrafos, que los 242 empleados de la UD percibirán todo su salario. Hasta el último céntimo.

Sí, todos. Hasta el 30 de junio, cubrimos todas las nóminas.

Se habrán quedado perplejos. Hoy reciben un papel del ERTE y al día siguiente conocen la noticia: sueldo íntegro y no hay despidos. Bajo este clima de caos.

Veo que no lo entiende. Los trabajadores recibían un papel porque se cursa el ERTE en fase administrativa. La alerta nos puso en otro escenario. No es compatible un ERTE y asumir como empresa la diferencia. Nos exponía a que se eliminase. Defendemos nuestro patrimonio humano ante una situación excepcional. La intención era no generar un conflicto con nuestros trabajadores.

¿Qué cifra maneja como pérdida por la crisis del virus?

Unos cuatro millones.

¿Y si la cosa empeora? ¿Qué harán si no hay fútbol hasta agosto por el Covid-19? ¿Podrían ejecutar medidas más drásticas ante los empleados y jugadores?

En estos momentos, si esto perdura en el tiempo, se pueden arbitrar otras soluciones. No sabemos lo que va a durar la pandemia. El dinero que tenemos no es infinito, depende de lo que dure y de las normativas que dictamine el Gobierno. Esto va al minuto y le repito que es un escenario excepcional. La catástrofe es evidente. El impacto en las pequeñas empresas y en el sector del turismo es histórico. Solo tiene que poner la TV. Somos sensibles. Lo que sí le aseguro es que tenemos garantizada la situación hasta junio.

¿Y el 1 de julio?

Minuto a minuto.

¿Me puede asegurar que en julio no habrá ERE ni ERTE?

No soy futurólogo, la cosa es muy seria. ¿Qué haremos en el plano de la gestión si esto empeora? La UD nunca duerme. Se tomarán otras medidas. La Eurocopa cambia de fecha, hay un planeta en vilo...No creo que afecte solo a la UD Las Palmas. Es una tragedia global, incluso su empresa figura en la diana. Pero ahora, en este minuto, toca socorrer a nuestros empleados, sí o sí.

El zaguero argentino Martín Mantovani, en unas declaraciones a LA PROVINCIA / DLP, asegura que contempla "la suspensión de pagos". ¿La plantilla está en peligro? ¿Percibirán todo el salario estipulado?

Lo hemos significado en la última reunión de LaLiga, no haremos ningún ERTE a nuestros futbolistas. Cero ERTE. Ya hicieron un esfuerzo al bajarse el salario [el pasado verano]. Por lo tanto, a la UD le toca hacer el sacrificio y cumplir con los trabajadores con el contrato pactado. Si esto prosigue, se arbitrarán otras soluciones como pasa en el mundo de la empresa.

En el fútbol de Francia ya existen casos de ERTE. ¿Conoce alguno en el fútbol español?

Sí, conozco sus nombres. Manejo esa información por mi posición en LaLiga.

Y son...

Le corresponde a ellos comunicarlo en tiempo y forma.

En el caso de que concluya la temporada sin más jornadas, y ante esa pérdida de cuatro millones, ¿corre peligro el proyecto deportivo del próximo curso? ¿Y la supervivencia de la entidad?

La UD no tiene problemas económicos. Pero no olvide que pueden quebrar los clientes, patrocinadores u otros actores capitales en el dinamismo del fútbol. Desconocemos la realidad del futuro, bastante tenemos con afrontar el minuto a minuto con el rigor que merece esta entidad. El 30 de junio acaba la competición y luego ya veremos dónde estamos y en qué punto queda todo.

¿Qué escenario vaticina? ¿Se volverá a jugar o no?

Vamos a poder competir, estoy convencido de que todo volverá al curso natural de las cosas. Tengo la impresión de que costará, pero en eso trabajamos, en recuperar la paz institucional. El primer paso, para alejarse de este caos, es abrazar a los empleados.

Pero esa intuición de que se volverá a competir, ¿está fundamentada en conversaciones con los ejecutivos de LaLiga? ¿Qué le dice el presidente Tebas?

Lo que se nos dice desde LaLiga es que se reinicia en mayo.

El impacto del parón salpica a los sufridores y socios amarillos. ¿Qué medidas tienen en mente para compensar al abonado por la suspensión? ¿Ofertarán descuentos para el curso 2020-21 o regalo de equipaciones?

La afición es el corazón de la UD. Son la parte más importante.Jamás nos olvidamos de ellos. Buscamos una solución. Pero le digo una cosa, el mayor obsequio ya lo tienen. El abonado, por encima de todo, quiere que cumplamos con los trabajadores. Así hemos respondido de forma contundente. Algunos se han dedicado a la difamación, no hay ERTE. En tiempos de pánico, esta empresa cuida de los suyos.

Compartir el artículo

stats