Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD gasta 7,9 millones en el plantel para el ‘playoff’

El bloque isleño, séptimo tope salarial (11,9), recurre a la ingeniería financiera para encajar a Viera y Jesé | El Eibar, el líder: 30,1 ‘kilos’

El director deportivo Luis Helguera -d- saluda a Jonathan Viera Ramos, el pasado 27 de agosto, en el Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

El séptimo techo del gasto salarial en LaLiga SmartBank (11,967 millones) y una inversión de casi ocho millones (7,9) para plantel y cuerpo técnico en el galeón del glamour. La UD de Viera, Jesé Rodríguez, Pejiño, Adalberto Peñaranda, Ruiz, Raúl Fernández, Ferigra o la perla Moleiro vuelve a convertirse en otro ejercicio de malabarismo financiero. Lejos del techo del Eibar, líder en la categoría del gasto, con 30,1 para competir.

La patronal publicitó ayer los límites de coste de plantilla deportiva de los 42 integrantes de Primera y Segunda -lo que pueden consumir y que incluye el gasto en jugadores, primer técnico, segundo entrenador y preparador físico dentro de la plantilla inscribible, así como el gasto en filiales, cantera y resto de secciones-.

El club isleño, como confirman desde la zona de mando, asume 2,9 millonespara rescisiones y casi un millón para filiales. La política de ‘máxima austeridad’ e ingenio infinito. Luis Helguera, director deportivo, y Tino Luis Cabrera, secretario técnico, son los arquitectos de esta aventura, que siembra el pánico en el reino de plata.

La partida de rescisiones asciende a 2,9 millones: Rivera, Mantovani o los Castellano

decoration

En los 7,9 del primer plantel se incluyen salarios fijos y variables, así como la Seguridad Social, primas colectivas, gastos de adquisición (comisiones para agentes) o las amortizaciones (importe de compra de activos). Cabe recordar que de las ocho incorporaciones -Ferigra, Veiga, Nuke, Armando Sadiku, Pinchi, Viera y Navas-, solo se asumió el pago de la cláusula de liberación del central gaditano que ascendió a unos 15.000 euros. En el apartado de cedidos, llegó Peñaranda (Watford) bajo los parámetros de economía de guerra. A Primera bajo el silencio.

La era del despilfarro

En la pasada campaña, el cuadro isleño manejó ocho millones de margen salarial y ocupaba la novena plaza en la liga del gasto. Por su parte, en la 2019-20, era de 12,2 millones por los 19,2 en el verano de la 2018-19. Fue el ciclo de Otero, el de la opulencia, y que resultó un desastre. Atar a rostros consagrados como Rubén, Timor, Maikel Mesa, Raúl Fernández, Fidel Chaves...Así como a promesas como Mir, fue un fiasco de libro.

Solo la venta de Pedri -que puede dejar en noviembre hasta 17 millones por la última cláusula de rendimiento por 50 partidos con el Barça - evitó una catátrofe. La rapidez de los gestores para soltar lastre, así como para rebajar salarios, permitió hacer los deberes bajo los parámetros del fair play.

Ya en la última campaña en Primera -2017-18-, la dirección deportiva, capitaneada por Toni Cruz y Luis Helguera, lucía un techo de gasto de 29 millones. Ocupaban la 19ª posicion en Primera, solo por detrás del modesto Getafe. Esa temporada fue dantesca -Márquez, Pako Ayestarán, Paquito y Paco Jémez en los banquillos-, así como un total de 17 contrataciones en las dos ventanas. El hecho de recurrir al delantero nigeriano Emenike como salvador fue la lápida. Vino lesionado y no jugó.

Del despilfarro a la gestión. Ya sin la losa del ‘oterismo’, el negocio Pedri, así como las ventas de Josep Martínez (2,5) y la de Sergio Araujo (1,4) el pasado julio, han permitido afrontar finiquitos.

En esta última categoría, figuran los casos de Christian Rivera, Martín Mantovani, Tana o el propio Rubén -que hubo que abonarle 300.000 euros fijados en agosto del 2020-. Así como la rescisión de de Javi y Dani Castellano.

En la 2018-19, con Toni Otero en los despachos, el club amarillo manejó un tope salarial de 19,2

decoration

El rostro diferencial del nuevo proyecto es Viera. Un alta que generó la ‘Vieramanía’ y que se gestó desde la habilidad del presidente Miguel Ángel Ramírez en acelerar su vuelta -su contrato con el Beijing concluía en diciembre-. El aporte de la cantera -Moleiro, Ale García o Cardona- no dinamitan las coordenadas de austeridad y puede transformarse en ventas.La formación del novelista Mel marcha undécima y late un punto del playoff. Desde el control del gasto -un número elevado de mimbres con contrato profesional rondan el mínimo-, se ha logrado hacer hueco al 21 y Jesé. Dos activos de otro planeta. Una habilidad que el tiempo dirá si merece el botín de la gloria como aconteció el 21-J.

LaLiga ya reconoció la labor de gestión de la UD con la concesión de 36,5 millones del fondo CVC. El Tenerife se ha gastado más en su primer plantel que los amarillos. Y no tienen al marqués de La Feria.

Compartir el artículo

stats