Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pimienta: «No hay una plantilla mejor que la de la UD en Segunda»

El nuevo técnico amarillo, García Pimienta, acepta el reto de luchar por el ascenso | «Hay que hacerlo por la historia y la afición del club» | «Demando jugar bien y competir»

García Pimienta, nuevo entrenador de la UD Las Palmas, aterriza en Gran Canaria

García Pimienta, nuevo entrenador de la UD Las Palmas, aterriza en Gran Canaria

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

García Pimienta, nuevo entrenador de la UD Las Palmas, aterriza en Gran Canaria Paco Cabrera

Del novelista a un setienista convencido. Llega uno del reino del Messi. Francisco Javier García Pimienta ‘Xavi’ (Barcelona, 47 años) acepta el desafío de hacer olvidar a José Mel Pérez. El nuevo técnico de la UD, la gran apuesta de Luis Helguera, mira a Primera sin complejos y abraza el embrujo de la cantera canaria en su puesta de largo ante los medios. Firma hasta junio de 2023 y hereda un equipo en la séptima plaza, a tres puntos del objetivo y con una losa de 30 tantos encajados (24 jornadas).

Besa como modelo el ciclo de Quique Setién en la Isla. Vitamina de seda. Toque, toque y la explosión del renacimiento. «Setién hizo historia en este club; ojalá pueda repetir sus gestas. Lo conocí en Barcelona [cuando el cántabro dirigía el primer equipo culé] y defiende una manera de jugar que se asemeja a la mía. Lo hizo en el Lugo, Las Palmas, Betis y Barça. Me atrae su libreto y propuesta».

Con solo seis partidos en Segunda y una dilatada trayectoria de dos décadas en La Masía con su labor formativa -desde el Cadete hasta el Barça B en la categoría de bronce y de plata-, este soldado del ‘setienismo’ tilda de «maravilloso» el caudal de talento del plantel de la UD. Por ahora, a falta de una reunión con Luis Helguera, rechaza hacer peticiones para el mercado invernal -que se cierra el próximo lunes 31 de enero-.

«Estoy contento de venir a un club en el que me siento identificado plenamente. ¿La meta? El objetivo es luchar por subir a Primera por historia, afición y el nivel de los jugadores. Nos resta una vuelta entera [18 jornadas] y la consigna es ir partido a partido (...) La materia prima de la UD se asemeja a mi manera de entender el juego, pero estamos aquí para intentar ganar. Somos un club que aspira a lo máximo. Demando jugar bien y competir. Sin balón, hay que recuperarlo y ser competitivos; imponernos en las segundas acciones...Cumplir con lo te iguala cuando no tienes tanta calidad. Combatiremos en las dos facetas», aseveró García Pimienta, que escenifica esta mañana su primer entrenamiento en Barranco Seco (desde las 10.30 horas).

Conversaciones avanzadas

Sonó el móvil y no lo dudó. Era la UD. Lleva el amarillo en su ADN. «Mantuve conversaciones con Luis y lo vimos claro. Estamos acostumbrados a la máxima exigencia». Confiesa que ha visto todos los partidos de la UD. Más allá de la figura de Álex García, su segundo, completará el resto del equipo técnico con profesionales de la casa amarilla. «Aquí hay gente muy preparada».

Fue elegante con la figura de Mel. «Es uno de los mejores entrenadores del país. Ya me gustaría a mí contar con su curriculum. Trataremos de aprovechar todo lo bueno que dejó, nos quedaremos con lo positivo de su ciclo».

Sentar a Viera o a Jesé

Es consciente de la presión que conforma dirigir a la UD y lo encara con aires ‘cholistas’. «Solo tenemos ojos para el partido ante la Real Sociedad B de este domingo, luego ya pensaremos en el Cartagena. El ideario es ir ‘partido a partido’. Para así ganarlos todos; siendo sinceros, no hay una plantilla mejor que la nuestra. Desde este punto de salida, la exigencia es máxima», valoró el barcelonés.

Se le cuestionó si tendría el valor de sentar al capitán Jonathan Viera o al galáctico Jesé Rodríguez si fuese preciso, para así dinamitar el cartel que luce García Pimenta de ser un preparador blando. «No creo que sea necesario sentar a jugadores como Vierao Jesé, básicamente porque tienen mucho talento. Todo lo contrario, espero que sigan mostrando su mejor nivel, están haciendo una grandísima campaña [contabilizan trece dianas]. Igual que el resto de la plantilla, hay que exigirles al máximo; seré lo más justo posible. He sido futbolista [alcanzó un partido con el primer equipo culé en 1996 en Riazor ante el Dépor y a las órdenes de Rexach] y lo que demanda es justicia».

Lanzó un mensaje a los que consideran que carece de experiencia para llevar las riendas de Las Palmas en LaLiga SmartBank. «La exigencia del Barça B es tremenda, trataré en los próximos días de ponerme al día. Desconozco el tema de filiales y cómo funciona la casa, pero todo el mundo sabe la calidad del fútbolista canario. Intentaremos ser lo más justos posibles, tuvimos la suerte de hacer un Barça B reconocible (...) Llevamos bastante tiempo en el fútbol profesional, no me asusta este desafío. Estoy preparado».

La importancia de defender

El cuadro amarillo, con treinta goles en contra, es el séptimo más batido de la competición. Sobre la importancia que le brinda al engranaje defensivo, García Pimienta advirtió que «no hay ningún equipo en el mundo que gane únicamente con el talento; es preciso igualar el tema defensivo».

En esa categoría áspera de la garra y de la furia, el preparador incide que habrá que esforzarse. «Debemos equiparar ese nivel [el del arrojo] del rival. Estar competitivos y atentos en las disputas, es clave; todo eso lo tenemos que dominar a la misma dimensión que el rival. Todo se equipara, y luego con nuestros fundamentos tácticos ofensivos, hacer el resto».

Puso en valor, una vez más, el tarbajo de José Mel Pérez en el plano ofensivo. «En esa lista de cosas positivas, Mel ejecutó posesiones muy altas. Eso es importante; así evitas que el rival tenga el balón y que cuente con ocasiones».

Las genialidades de Viera y la contundencia de Navas. García Pimienta reclama un equilibrio en todas las facetas del juego como condicion fundamental. «Aparte de tener el balón hay que ser contundentes a nivel defensivo». Otro de los esloganes de este integrista del verso. Tocar y morder.

Sobre si suspende las salidas de Maikel Mesa y Veiga en esta ventana del mercado invernal, incide que tiene una cumbre pendiente con Helguera, que dispara su poder sobre la confección del proyecto -con Mel en su casa y Tino Luis dirigiendo a Las Palmas Atlético en busca de la salvación-.

«Solo llevo unas horas en la Isla, nos sentaremos para analizarlo todo de forma detallada. La plantilla es maravillosa; estoy muy contento con el nivel del plantel. Es amplio y dispone de enormes posibilidades». Sobre el dibujo, reconoce que el 4-3-3 es su guion más empleado pero que aplicará «una serie de variables». Insiste que no llega una era rupturista, está dispuesto a ‘copiar’ ideas del boceo de Mel. «He utilizado el 4-3-3 con variables, ya verá mis movimientos más trabajados. Pero la UD actual se asemeja a mi idea, no habrá una diferencia reseñable».

Mano dura a los indisciplinados. García Pimienta ofreció su versión sobre el ‘caso de los bailarines’ -Rober González y Óscar Clemente han sido expedientados por salir de fiesta el pasado domingo en una discoteca del Sur-. «En el filial del Barça he vivido situaciones de todo tipo; cuando te equivocas, no puede volver a suceder. Defiende la autogestión del plantel, dentro del vestuario se debe corregir todo. Los jugadores tienen sus referentes y son piezas importantes (...) Pero sí considero que se debe sancionar o corregir».

El poder del Big Data

A la hora de valorar el poder de los cálculos y de la información del Big Data -jugó un rol clave en el despido de Mel-, el estratega barcelonés recalca que todas las herramientas son útiles. «Todo lo que nos haga crecer y mejorar; pues lo tendremos en cuenta. Nos haremos eco de ello, ya que nos brinda un conocimiento más amplio. Desconozco si el Big Data es motivo para destituir a un técnico o firmar a un jugador. Pero todo lo que nos ayude a nivel de datos, será bienvenido. Entiendo que es justo reconocer este trabajo».

Un encaje plácido. García Pimienta y un plantel repleto de fantasía -hasta 17 mimbres de corte ofensivo desde Jonathan Viera a Jesé, sin olvidar a los Pejiño, Peñaranda o Moleiro-. Es el parque de atracciones de un integrista de la filosoía de seda azulgrana. El primer resto es combatir el mal de los 30 goles. El agujero negro de una UD que lejos del Gran Canaria sufre taquicardia. 18 finales y el sueño de un vuelo a la excelencia.

Compartir el artículo

stats