Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

García Pimienta lo ve fácil: concentración en defensa y acierto en ataque

El técnico defiende su modelo pese a las dos últimas derrotas, pero pide a "todos" que den "un paso adelante". Sadiku, duda por una indisposición

García Pimienta, técnico de la UD.

Concentración en ataque y en defensa. Casi 22 minutos de comparecencia de Francisco Javier García Pimienta en la previa del duelo de mañana (20.00 horas) entre la UD Las Palmas y el CD Lugo en el Estadio de Gran Canaria se resumen con esa idea, repetida hasta la saciedad por el entrenador amarillo. Porque su diagnóstico del equipo, no menos reiterado, es que «jugadas puntuales y errores individuales» en acciones a balón parado provocaron las dos últimas derrotas ante el Burgos CF y el Real Zaragoza, y que en el ataque no ha tenido puntería. La receta que propone para solucionar lo de abajo es una mayor atención; para lo de arriba, generar más ocasiones para que aumente la probabilidad de marcar. Así de sencillo.

"La semana ha sido complicada porque llevamos dos partidos donde hemos hecho las cosas bien, pero no nos ha dado. Tenemos que mejorar en las acciones de balón parado y en el área rival. Tenemos pegada, llegamos arriba con ocasiones claras y no las materializamos. Nos está castigando no ser resolutivos. Intentaremos por todos los medios darle la vuelta. El equipo ha hecho muchas cosas bien y con eso no nos da, por eso todos debemos dar un paso adelante", valoró como primer análisis.

Luego, cuestionado por lo que ha ensayado en concreto para que las jugadas de estrategia terminen de martirizar al equipo -la UD es el peor de Segunda, con un balance de -9 en goles a favor y en contra-, profundizó: "Lo hemos trabajado durante la semana. Somos los primeros autocríticos. Las cosas que no hacemos bien las intentamos corregir mediante vídeo y entrenamientos. Debemos estar mucho más concentrados para evitar esas situaciones, como defender más arriba o no conceder faltas, y hacernos fuertes".

Sobre el ataque fue menos especifico. No quiso hacer referencia alguna a que hasta nueve jugadores de la categoría sumen más goles que el que más de la UD, Jesé, con ocho, ni tampoco al hecho de que, pese a la falta de puntería generalizada, Sadiku -no entrenó por una indisposición y, según el técnico, es duda para mañana- y Rafa Mujica, los otros delanteros centro, sumen tres partidos sin jugar un sólo minuto. Lo que aporta García Pimienta como solución es "generar más ocasiones" con el objetivo de aumentar la probabilidad de que la pelota entre. Una pura cuestión matemática.

Tampoco quiso el barcelonés revelar sus planes para imponerse al Lugo, aunque dejó bien claro que la forma de jugar será la misma que hasta ahora por el manido argumento de que "con los jugadores que hay", otra manera de hacer las cosas sería inviable. Sí hizo referencia a Jonathan Viera cuando fue cuestionado por si pondría al jugador como interior, al igual que en los dos partidos de casa, o como extremo, al igual que en los dos de fuera. «Tenemos un jugador diferencial y queremos que participe en el juego para que el equipo se beneficie. Queremos que Viera sea una pieza fundamental en la creación del juego, no en el inicio, sino en el segundo tercio del campo para que cree situaciones de desequilibrio", comentó. 

"Jonathan Viera entiende el fútbol a la perfección y puede jugar en todas las partes de ataque del campo, pero vamos a intentar que esté lo más cerca posible de los delanteros para que, con su desequilibrio, sea capaz de generar ocasiones de ataque para sus compañeros", agregó en el mismo sentido.

García Pimienta asumió su responsabilidad y culpabilidad de la mala dinámica del equipo tal y como hiciera el capitán el día anterior, y se refirió a su trato con el presidente Miguel Ángel Ramírez después de algo más de un mes en el banquillo de la UD. "Siempre es positivo y está apoyando a todo el mundo. Tenemos reuniones informales con comida y no hay ningún problema. Siempre me ha mostrado un apoyo increíble. El presidente es una persona más que lo único que hace es sumar. Y eso es de agradecer», dijo.

El técnico, además, hizo una referencia al próximo rival: "El Lugo está increíblemente trabajado, con comportamientos claros en ataque y en defensa. Tiene jugadores aplicados y trabajadores. Ellos intentarán hacernos daño a balón parado, que es una virtud que tienen -su balance a diferencia de la UD, es positivo: +2 entre goles marcados y recibidos-. Son muy solidarios e imagino un partido largo para dominar. Habrá que madurarlo y evitar errores donde nos puedan correr a la espalda. En defensa debemos estar muy ordenados". 

Compartir el artículo

stats