UD-Real Sociedad / 3ª jornada

'Solución Kaba' para los males de la UD: convertir la posesión en toneladas de pólvora

El cuadro isleño presume de posesión (65,2 %) y es líder de pases (1.209) y pases cortos (1.008)

Con solo tres disparos, el debut del guineano ante la Real este sábado vale de medicina ante la falta de ocasiones

Con Mika Mármol, conforman la sociedad de la 'K'  

Kaba, escoltado por Ramírez y Helguera.

Kaba, escoltado por Ramírez y Helguera. / LA PROVINCIA / DLP

Paco Cabrera

Paco Cabrera

El dilema de la posesión vuelve a la palestra. Esférico o precisión. O las dos juntas. Un control dictatorial del juego y la ausencia de ocasiones reseñables se han convertido en los nuevos ejes fundamentales de la partitura Pimienta en los 200 minutos de la competición en Liga EA Sports -180’ más veinte de añadido-. La Biblia que conquistó el ascenso se ha ganado el beneficio de la duda, pero conviene repasar las estadísticas en esta fase de acoplamiento. 

Reyes del control, ausencia de colmillo y un Álvaro Valles vestido de Superman. Sus paradas a remates de Diego López (2) y Thierry fueron providenciales en la última contienda. Incluso estuvo cerca de atajar el penalti de Pepelu García en la noche de los abanicos. La UD arrancó un punto de oro en su estreno ante el RCD Mallorca (1-1) en el Estadio Gran Canaria, con un tanto de pena máxima de su capitán Jonathan Viera, y sucumbió en Mestalla ante un Valencia famélico en contrataciones (1-0). En los rotativos de la capital del Turía ponen el foco y la pluma en la imperiosa necesidad de reforzarse. En ese aspecto, Las Palmas gana por mayoría, tras cerrar diez incorporaciones con una inversión en torno a los 6,5 millones. 

 ‘Corona [director deportivo valencianista], ficha ya’, titulaba uno de los medios escritos. Los amarillos lucieron un elevado dato de posesión (61,5%), pero se olvidaron del gol -van ocho disparos y solo tres a portería de Viera, Sandro y Pejiño en dos jornadas-. Ya no vale el pretexto de los centímetros, las torres del Mallorca, Vedat Muriqi (1,98 metros), Larin (1,88) o Raíllo (1,86), respiraron a sus anchas en Siete Palmas. Pero el Valencia es vértigo y velocidad. Balones al espacio y un cambio de ritmo que reclamó la mejor versión de Álex Suárez y Mika Mármol. 

Con un 65,% de posesión de media -69% ante el once bermellón y un 61,5% en Mestalla-, los legionarios de Pimienta son los monarcas del pase con un total de 1.209. En relación a los pases cortos, también reinan en esta disciplina con un total de 1.008. Con siete córneres lanzados, los amarillos son el equipo que más faltas recibe de LaLiga (31). También el que más penaltis suma en contra (2), tras un pisotón de Kirian Rodríguez a Amath y la mano loca de Javi Muñoz. Dinamiten conspiraciones, las dos fueron clarísimas.

Líderes en posesión, pases, pase cortos y regates con éxito (24). Con una medular poblada, Kirian Rodríguez -firmó un 88,4% de acierto en los 95 pases completados-, Enzo Loiodice y Javi Muñoz se apoyan una y otra vez en Valles para sacar el balón desde la orilla amarilla. La presión es diabólica, pero se mantuvo serena hasta llegó la mano del mediocentro de Parla, tras un centro de rabona del lateral derecho Thierry. 

Pistoleros lejos del área

Sandro Ramírez, Munir El Haddadi, Marc Cardona, Cristian Herrera en incluso Pejiño conocen a la perfección la exigencia de jugar de nueve puro. Sin embargo, a pesar del arsenal -al que cabe sumar Sory Kaba que está listo para jugar el viernes ante la Real Sociedad (18.30 horas, DAZN)- Pimienta se inclinó en 160 minutos de los 180 de este inicio por Viera. De esta manera, alivia de la carga física al ‘21’ de jugar escorado a la izquierda, donde queda reubicado Sandro Ramírez. Munir El Haddadi y Marc Cardona han salido de inicio por el extremo diestro. Por su parte, Pejiño tuvo sus primeros minutos en Mestalla y dejó un misil de uranio. El Mesías Viera bajó en más de una ocasión de la posición de nueve a la medular para elevar las cifras de la posesión. En eso, pocos equipos como el amarillo.

Sory Kaba.

Sory Kaba. / LA PROVINCIA / DLP

Velocidad

Los mejores minutos llegaron en el primer acto ante el Mallorca -todo cambió tras el descanso- y en el tramo final de Mestalla. Pimienta tiró de Sandro Ramírez, Marc Cardona, Viera, Pejiño, Benito Ramírez y Julián Araujo en busca del empate ante el Valencia. Sandro terminó de estilete en un alarde de ambición que se quedó sin recompensa. La picardía de Viera le dejó solo ante Mamardashivili tras aprovechar un envío en largo de Valles. De área a árae. Le faltó elt oque preciso para lograr el tanto pío pío en la caldera de la paella -foto del margen inferior-. 

Pendientes de cerrar la incorporación de otro cental, la dirección deportiva que lidera Luis Helguera ha realizado diez contrataciones. Casi un once nueve en una revolución total. Faltan por estrenarse Máximo Perrone, Marvin Park, Aarón Escandell, Cristian Herrera y el guineano Sory Kaba. Ya cuentan con minutos: Javi Muñoz, Munir El Haddadi, Mika Mármol, Sinkgraven y Julián Araujo.

La doble ‘K’

La letra K evoca al ciclo macabro de Pako Ayestarán en la UD en el curso 2017-18. El técnico vasco dirigió a los amarillos en siete duelos ligueros con un balance de un empate y seis derrotas -22 goles en contra y cinco a favor-. De octubre a noviembre de 2017. Fue un ciclo marcado por el infortunio. «Lo intentó una y otra vez, le ponía ganas pero parecía que estaba gafado», evoca un dirigente.  

De nuevo en la máxima categoría, la doble ‘K’ pasa por la clase de Mika Mármol y la pólvora de Sory Kaba. El central zurdo llegó avalado por Pimienta y la UD abonó 1,9 millones por el 50% de los derechos. En lo referente a Kaba, la cifra supera los dos millones, con la suma de variables y el contrato es de cuatro temporadas. La entidad grancanaria se queda con el 70% del pase, mientras que el resto es del FC Midtjylland danés. 

Monólogo del Barça

El mayor dato de posesión es para el FC Barcelona (74%), que asumió el control absoluto del pulso ante el Getafe CF de Bordalás en el Coliseum. No le bastó para ganar (0-0) y hoy recibe al Cádiz en el Olímpico de Montjuïc (18.30 horas) con la intención de estrenarse. Por su parte, el cuadro de Pimienta es el que más faltas recibe (31 en estas dos contiendas).  Con el presupuesto más bajo de la competición (entre 70 y 75 millones), así como con una inversión en el primer plantel elevada de forma notable en las últimas fechas para hacer frente a los refuerzos, la UD apela al ‘efecto Kaba’. El ejecutor que debe emular a Willian José (nueve tantos en la 15-16) y al retirado Kevin Prince Boateng (diez goles, 16-17). La clave es Kaba. Sepultar las tinieblas, recuperar la versión imperial de la sinfonía y crear el pánico el área rival.