Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Miguel Barragán Portavoz de Coalición Canaria en el Parlamento

“El pacto improvisa, las islas no crecen juntas en el presupuesto"

El portavoz de CC en el Parlamento de Canarias muestra su preocupación por el reparto de los fondos europeos en las cuentas "porque no llegan a la economía"

El portavoz nacionalista en el Parlamento canario, José Miguel Barragán.

El portavoz de CC en el Parlamento critica la improvisación y la falta de gestión del cuatripartito en los presupuestos de 2022. Los nacionalistas enmiendan a la totalidad las cuentas porque no se creen las previsiones del Gobierno ni su capacidad para repartir los fondos europeos ni dinamizar la economía.

Una de las claves de la enmienda a la totalidad de Coalición Canaria es la incertidumbre económica en 2022, que el crecimiento no será tan fuerte como se preveía y, por lo tanto, los ingresos fiscales del presupuesto están inflados ¿En qué escenario se mueven los datos de la enmienda?

Ahora mismo no hay ningún organismo ni entidad que avale el crecimiento económico ni en España, ni en la Eurozona, ni tampoco en los análisis que se han hecho para Canarias. La previsión es que la recuperación estará presente en 2022 pero será muchísimo más lenta de lo que se esperaba y esto quiere decir que el aumento del PIB no es el que tiene previsto el Gobierno en sus presupuestos, por lo que va a afectar a los ingresos. En el caso concreto de los ingresos vinculados al bloque de financiación canario, el que realmente nos preocupa es el IGIC porque ya para este año se han dejado de recaudar más de 200 millones de euros. Con esta caída reconocida por el propio Gobierno y con las previsiones de coyuntura económica para 2022, que están por debajo de lo que se espera, Hacienda dice que va a recaudar casi 300 millones más que lo que se presupuestó inicialmente en 2021. Es decir, pierden 200 millones este año y el año que viene pintan más de 200 millones de incremento porque somos unos campeones. Esto es lo que descuadraría las cuentas.

¿La llegada de los fondos europeos y la paralización de las reglas fiscales de la UE no amortiguan el posible descenso de los ingresos fiscales para mantener el nivel de gasto?

El BBVA recoge en su informe que uno de los problemas que tenemos es poder gastar el dinero que ya está aquí de los fondos europeos. Ahora se ha publicado el cabreo de Bruselas porque hasta Grecia nos supera y los fondos están bloqueados porque España no termina de hacer sus deberes. Pero esta burocracia para nosotros está en un segundo plano porque del dinero europeo que sí tiene presupuestado el Gobierno canario resulta que la carga de esa financiación en vez de ir a transformar y recuperar la economía se lo queda el Gobierno para asuntos que tienen que ver con las políticas esenciales. Creemos que en 2022, como año de la recuperación, lo lógico es que un 70 u 80% de los fondos estuvieran en la calle para activar las empresas y autónomos vinculados a la creación de empleo y el resto se destinaran a las políticas esenciales, pero no es así porque más de un 60% se los queda el Gobierno para asuntos de las consejerías y sobre un 40% están para llegar a la calle. Esta es una de las cosas que más criticamos del presupuesto y es que en el primer año los fondos europeos van a paliar problemas de las consejerías. Un ejemplo elocuente está en la Consejería de Hacienda, que destina los fondos comunitarios de los que dispone para la rehabilitación de edificios de la Comunidad Autónoma. Ante esto nos preguntamos ¿de verdad no hay ninguna otra cosa que hacer que rehabilitar edificios públicos? Es un ejemplo manifiesto de la improvisación, que no tienen una idea ni una estrategia clara de cómo gastarse los fondos, algo sangrante cuando se supone que 2022 es el año de la recuperación. Es la política de primero yo y ya veremos lo que les llega a las empresas y sindicatos.

«No cuadra que el IGIC caiga este año en 200 millones y para 2022 se prevea casi 300 millones más»

decoration

¿No están previstas más líneas de ayudas para las empresas y autónomos?

Fondos para luchar contra los efectos del Covid en 2022 no los vemos. Estos fondos se estaban nutriendo de financiación del Estado, tanto los que llegaron a la Administración como los que se distribuyen entre las empresas y los autónomos. Según el vicepresidente este dinero se iba a gastar antes del 31 de diciembre, en realidad lo que han hecho es pagar el IBI a los empresarios turísticos y hacer un reparto en el cual el primero que llega es el que se lleva la subvención, ningún criterio para saber realmente si este dinero está llegando a las empresas que realmente lo necesitan y se mantenga el empleo. Lo que nos preocupa es que repitan el mismo esquema en 2022, parece que no han aprendido y la pregunta que nos hacemos es de los 1.144 millones cuánto realmente se han gastado. Ahí entra otro de los elementos por los que enmendamos las cuentas, es decir, por la improvisación y la falta de gestión. No nos creemos de este Gobierno, viendo cómo han gestionado los presupuestos de 2020 y 2021, que sea capaz de dinamizar la economía.

¿Aumenta lo suficiente el presupuesto para los sectores productivos cuando el crecimiento más sustancial es en los servicios públicos?

Todas las consejerías crecen por la inyección que viene de los fondos europeos pero la pregunta es si es lo mismo cantidad que calidad. El Gobierno fía a que como los presupuestos crecen ya son buenos, mientras nosotros decimos que es bueno que crezcan los presupuestos pero también es positivo si se gastan y se gastan bien. La experiencia que tenemos es que este Gobierno no termina de gastarse el presupuesto y que además improvisa demasiado. Como ejemplo en Servicios Sociales vuelven a repetir el sorteo de la lotería de ayudas sociales de final de año, lo hicieron el año pasado para gastarse lo que no era capaz de ejecutar la consejera y este año hemos llegado a noviembre y han vuelto a sacar un decreto ley para gastarse el dinero de la misma forma como una paga extra. No queremos decir que no den estas ayudas pero sí denota falta de planificación y de estrategia, no cumplen la Ley de Servicios Sociales, no llegan las leyes que prometen al Parlamento y así tenemos en las consejerías muchas cuestiones que no son ciertas. Hay partidas que sí valoramos porque van en la línea de lo que defiende Coalición Canaria, pero lo que nos preocupa es cómo han distribuido los fondos europeos, cómo fallan en el análisis de la coyuntura y cómo se reparten los dineros por islas. Esta situación es un gran fracaso ya que repiten los mismos proyectos en cada isla porque un año tras otro no terminan de ejecutarlos. Las islas no están creciendo juntas porque el Gobierno no está haciendo bien su trabajo. Eso de creciendo juntos es una de las quimeras que venden en el relato de este presupuesto pero no es verdad.

«El Gobierno ha dejado de creer en el Plan Reactiva, han hecho lo que les ha venido en gana»

decoration

Coalición Canaria firmó el Plan Reactiva y el Gobierno insiste en que el presupuesto sigue las líneas principales del mismo ¿Cómo lo ve CC?

En nuestra opinión el Gobierno ha dejado de creer en el Plan Reactiva. Vendieron el diálogo y el consenso pero a partir de ese momento han hecho lo que les ha venido en gana. Una prueba es que no han cumplido ni siquiera lo que está en el presupuesto de 2021, que era que tendría que entregar un informe de evaluación de cómo iba el Plan, ni han convocado reuniones desde abril sobre su seguimiento, ni han identificado las partidas como se exigía en el propio documento que se firmó. Nada de esto han hecho y por eso no creemos que el Gobierno tenga en la cabeza el Plan Reactiva sino como un relato. De diez consejerías solo hemos identificado cuatro acciones en tres consejerías, el resto es pura filosofía.

¿Canarias se puede quedar atrás en la recuperación económica como ocurrió a raíz de la crisis de 2008?

Si a España le va mal a Canarias también le irá mal y en esa línea apuntamos que era importante actuar con rapidez para que el Régimen Económico y Fiscal (REF) se convirtiera en una herramienta que ayudara a la recuperación con los cambios necesarios, pero nada de esto ha sucedido. No ha habido impulso para buscar la máxima potencialidad al REF ni a provocar los cambios aunque fueran temporales. Es un riesgo que tenemos por ser región ultraperiférica porque dependemos de lo que sucede en el entorno europeo y mundial. Nos preocupa la indolencia y falta de gestión de este Gobierno porque también hay que sumar el problema generado por la erupción volcánica de La Palma. En este caso al Gobierno no se le ocurre otra cosa que no concretar un plan, ni dinero contante y sonante para que fuera efectivo desde el 1 de enero, sino que lo fía a que en el supuesto caso de que haga falta van a dotar hasta 100 millones de euros, pero eso está en el articulado no en los gastos reales. Encima las ayudas no están llegando y siguen con la improvisación tanto el Gobierno de España como el canario.

Compartir el artículo

stats