Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

Temisas se incorpora a la red mundial de vigilancia y control de la Tierra

El IGN iniciará a finales de 2023 la construcción del radiotelescopio de 13 metros en una parcela de 24.000 metros junto al observatorio astronómico

El Instituto Geográfico Nacional instalará un radiotelescopio en Temisas para observar los cambios en la Tierra

El Instituto Geográfico Nacional instalará un radiotelescopio en Temisas para observar los cambios en la Tierra ACFI TV

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El Instituto Geográfico Nacional instalará un radiotelescopio en Temisas para observar los cambios en la Tierra R. Torres

Temisas se incorpora a la red mundial de observación de la Tierra. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través del Instituto Geográfico Nacional (IGN) construirá en la zona alta de este caserío, en un terreno ubicado junto al observatorio astronómico, un radiotelescopio de 13 metros que permitirá monitorizar los procesos naturales y antrópicos que se producen en el planeta, como la situación del centro de su masa, la orientación de la Tierra en el Espacio, el movimiento de los polos, cambios en el eje del planeta, modificaciones en el campo gravitatorio, los terremotos, los volcanes, las deformaciones tectónicas, la subida del nivel del mar o el calentamiento global. Y todo, con el objetivo de medir con la mayor precisión posible todos los cambios que se producen y mejorar así las predicciones y adaptar las políticas públicas.

Proyecto del radiotelescopio del IGN. David Delfour/Cabildo de Gran Canaria

En un acto celebrado este lunes por la mañana en los terrenos anexos al observatorio astronómico de Temisas, en el municipio de Agüimes, el Cabildo de Gran Canaria y el IGN formalizaron el acta de cesión de 24.000 metros cuadrados de suelo y presentaron el proyecto de este radiotelescopio y sus instalaciones adjuntas. Este radiotelescopio formará parte de la Red Atlántica de Estaciones Geodinámicas y Espaciales (RAEGE) junto a las estaciones de Flores y Santa María, ambas ubicadas en Azores, y la de Yebes, en Guadalajara, y a su vez se coordinará con otras 40 estaciones de todo el mundo en el estudio de los procesos geodésicos, geofísicos y geodinámicos de la Tierra, , el sistema GGOS.

El proyecto conlleva una inversión de 10 millones y se espera que anime a la comunidad científica

decoration

«Los grandes cambios generan modificaciones muy pequeñas en la Tierra como la velocidad de rotación o la posición del Polo Norte, y eso se puede medir», explicó José Antonio López, subdirector general de Astronomía y Geodesia del Instituto Geográfico Nacional, «midiendo esos cambios, podemos adelantarnos a los procesos lentos que están deformando el planeta». Para medirlo, el IGN necesita de un sistema con una «precisión de milímetros o microsegundos» y para ello requiere de un sistema de referencia estable y preciso que logra estableciendo muchos puntos sobre en la Tierra. Con una posición determinada, todos esos puntos permiten crear un marco de referencia que ofrecerá la información y las posiciones a los satélites. «Sin ese marco de referencia sería imposible la precisión que queremos», añadió el científico.

Instalaciones

El complejo científico se levantará en una parcela de 24.000 metros cuadrados cedida por la Corporación insular, que recientemente aprobó la adquisición de un terreno de 177.189 metros por valor de 750.000 euros para transferir una parte al IGN y hacerse también con el yacimiento arqueológico de La Cueva del Gigante.

Con este radiotelescopio en Gran Canaria, el IGN completa la red de cuatro estaciones presentes en tres placas tectónicas diferentes: la europea, la americana y la africana. El proyecto elaborado por el instituto contempla una sala de control de 1.000 metros cuadrados, una sala de visita y exposiciones, otra de control con visión directa al radiotelescopio y dormitorios para los astrónomos que realicen desde aquí sus estudios, según explicó López.

La estación dispondrá de un radiotelescopio con capacidades de observaciones astronómicas y geodésicas, receptores GNSS (sistemas de navegación por satélite global), gravímetros y otra instrumentación geofísica como sismógrafos. También dispondrá de dos cúpulas para la detección de objetos cercanos a la Tierra (NEOS), y para la observación geodésica y seguimiento de satélites artificiales mediante distanciometría láser (SLR). La de Temisas era la única de las cuatro estaciones que faltaba, pues la de Yebes y Santa María ya están operativas y la de Flores en construcción.

La de Temisas era la única de las cuatro estaciones que faltaba, pues la de Yebes y Santa María ya están operativas y la de Flores en construcción.

Sistema Geodésico Global para la observación de la Tierra. David Delfour/Cabildo de Gran Canaria

Tras descartar un terreno en Artenara, donde inicialmente se iba a ubicar el radiotelescopio, el IGN eligió Temisas por disponer de una buena calidad de interferencia radioeléctrica y una elevación suficiente, ya que se ubicará a unos 850 metros sobre el nivel del mar. También porque no tenía ninguna servidumbre medioambiental -pues el suelo de Artenara quedaba dentro del espacio catalogado en 2019 como Patrimonio Mundial de la UNESCO-, por su fácil acceso y por la posibilidad de crear colaboraciones con la Fundación Astronómica de Temisas. El organismo público prevé iniciar las obras de este complejo de investigación a principios de 2024, aunque espera lograrlo a finales de 2023 con el objetivo de realizar la primera observación en 2025 y tener toda la operativa completa en marcha en 2026.

En este proyecto, el IGN realizará una inversión de 10 millones de euros y espera que tenga un impacto beneficioso para el municipio y la localidad al atraer a personas con estudios superiores que puedan tener en Temisas un nicho de posibilidades y al fomentar la creación de puestos de trabajo -al menos 10 directos en la estación y muchos indirectos con empresas de la zona-. «Quizá podamos convertir la estación de Temisas en una infraestructura científico técnica singular que atraiga fondos europeos y con posibilidad de mayores inversiones», sostuvo José Antonio López, «queremos que se convierta en un foco de atención de científicos del sector ya que Canarias tiene mucho interés para la comunidad científica».

El complejo tendrá una sala de control de mil metros, otra de visita y dormitorio para los astrónomos

decoration

El observatorio necesita además de una potente red de fibra óptica, dado el volumen de datos que trasmite, por lo que el IGN ya gestiona la instalación de una conexión de 10 gigas que también beneficiará a la comarca.

Tras el acto de presentación, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, expresó que la cesión del suelo y la próxima construcción del radiotelescopio supone «un hito importante para Gran Canaria». «Salvados todos los procesos encaminados para que por fin pudiera hacerse realidad la obra de construcción del radiotelescopio, hoy es un día histórico», sostuvo, «hablamos de innovación, nuevas tecnologías, lucha contra el cambio climático, seguimiento de las placas tectónicas y de generar aquí un mayor conocimiento». Para Antonio Morales, se ha dado «un paso para importante para España porque el Instituto Geográfico Nacional va a disponer de un nuevo radiotelescopio para sus investigaciones, y también para Canarias porque nos coloca en el mapa mundial de la investigación».

Tecnología punta

El director general del Instituto Geográfico Nacional, Lorenzo García Asensio, explicó que la estación de Gran Canaria va a disponer de una tecnología de «primer nivel» y de un radiotelescopio «como los que en España ya se han situado a la vanguardia internacional: es observar el cielo para conocer bien la tierra». García Asensio destacó las características que hacen del Archipiélago un lugar destacado para la construcción de esta estación pues está en un emplazamiento de gran valor geodésico, porque es el punto más septentrional de Europa» y también resaltó la condición de laboratorio natural de las islas «pues su actividad sismovolcánica es sin duda un argumento que aumenta su atractivo al convertirla en un banco de pruebas de los sistemas que monitorizan la Tierra». «La humanidad tiene la obligación de proteger nuestro planeta y el primer paso para establecer estrategias de protección es medir con mucha precisión lo que hoy está sucediendo», agregó.

El director general del IGN resaltó además que el proyecto que se levantará en Temisas conlleva colaboraciones de «gran interés nacional», pues el organismo público pretende que su presencia en la isla fomente el conocimiento universitario y sea «nicho proactivo de proyectos, tesis doctorales e impulse nuevas vocaciones». El ING también quiere crear sinergias con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Fundación Observatorio de Temisas.

Compartir el artículo

stats