La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

comercio

Un conato de incendio pone sobre la mesa una reforma en el Mercado de Altavista

El incidente del domingo obligó a cerrar sus puertas durante dos días | La plaza de abastos carece de fondos para una rehabilitación integral

Dos mujeres pasan por la puerta cerrada del Mercado durante este martes. José Carlos Guerra

El Mercado de Altavista en Las Palmas de Gran Canaria cerró sus puertas durante el pasado lunes y martes por un conato de incendio que ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de una reforma del edificio. El fuego se originó en un viejo cuadro eléctrico del sótano, que la mayoría de comerciantes pensaba que no funcionaba. La antigua instalación de energía es una llamada de atención a una rehabilitación de las instalaciones que la sociedad gestora no puede asumir. Después del incidente, que no ha ocasionado grandes perjuicios, la plaza de abastos abre este miércoles, según ha confirmado el gerente, Antonio Gómez. 

El Mercado de Altavista fue inaugurado en 1970 y después de estar gestionado de forma privada pasó a manos del Ayuntamiento capitalino, hasta que en mayo de 1997 el Consistorio licitó la gestión de todos los mercados municipales. Los propios comerciantes crearon la sociedad anónima Plaza Altavista y ganaron el concurso, por lo que desde entonces son los encargados de su mantenimiento. El deterioro del edificio también provocó hace un año el desprendimiento de dos planchas del techo durante una borrasca

En 2021 el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria solicitó financiación al Gobierno de Canarias para la rehabilitación integral de las instalaciones eléctricas, una subvención de 420.000 euros que todavía no ha llegado. "Igual no hubiera pasado, pero sucedió y punto", indica Gómez sobre la posibilidad de que no se hubiera producido el incendio si la obra se estuviera realizada. 

"Cuando ese proyecto está hecho durante el año pasado, nos damos cuenta de que está mal presupuestado por el despacho de ingenieros encargado por el concesionario del Mercado y por lo tanto no es posible ponerlo a licitación", indica el concejal de Desarrollo Local, Pedro Quevedo sobre el retraso de los arreglos. "Resulta ser que el dinero cuando vemos el proyecto ya no es suficiente y esto sucede a unas alturas del año pasado que ya era imposible de acometer dentro del mismo año", añade. 

El incidente no ha provocado grandes daños al género de los puesteros y parte lo cubrirá el seguro

decoration

El Consistorio ha tenido que pedir una ampliación del plazo de ejecución al Gobierno de Canarias, además de solicitar una actualización de precios, para comprobar si es necesario ajustar el presupuesto en concordancia con la inflación. "Estamos hablando de una diferencia de 60.000 euros más de lo que habíamos previsto y ahora tenemos que ver si hay actualizaciones de precios", resuelve el edil.

La renovación del espacio ha sido un asunto tratado en varias reuniones entre Quevedo y la entidad gestora, además de con otros políticos con los que se han reunido durante las campañas electorales, pero no se ha llegado a ningún proyecto en firme. "Es cierto que el pliego de condiciones dice lo que dice y el edificio debe ser mantenido por la sociedad gestora", comenta el gerente aunque apunta que cuando estuvo gestionado por el Ayuntamiento en el pasado "no se había hecho ninguna inversión en el Mercado". 

"Hemos hecho de todo, esta sobreimplicación que ha supuesto este tema -porque no es lo habitual- creemos que está justificado si al final se garantiza que ese Mercado esté en las condiciones adecuadas para atender a parte importante de la población", indica Quevedo. 

El declive de la plaza de abastos del barrio ha dejado vacíos parte de los puestos del Mercado, que actualmente cuenta con 40 locales en funcionamiento de 63 en su totalidad. "Los mercados tradicionales triunfaron en su momento, no había otra alternativa estaban las típicas tiendas de aceite y vinagre y ahora el mundo de la distribución ha cambiado muchísimo se han abierto grandes superficies con más competitividad", opina el gerente. "Lo que le falta a los mercados son edificios más modernos, que sean más llamativos", propone Gómez para que los jóvenes también acudan y exista un relevo generacional en la clientela. 

"Tiene que haber un esfuerzo de la gerencia, que nosotros entendemos que no es sencillo, que muchas veces los puesteros y comerciantes que han entrado ahí se han encontrado con dificultades, pero es el momento. Nosotros estamos prestando toda la ayuda que podemos, pero ese Mercado tiene que tener muchos más puestos de los que tiene abiertos", opina Quevedo sobre el reflote del Mercado de Altavista. 

En esta ocasión, el percance no provocó grandes desperfectos al género de los puesteros. Las cámaras frigoríficas aguantaron "bastante bien" y parte de las pérdidas serán costeadas por el seguro tras el oportuno peritaje. "Está todo funcionando normal, yo lo tenía en la cámara y han sido pocas las pérdidas", asegura un frutero. 

Compartir el artículo

stats