Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | Seguimiento diario de la erupción

El volcán de La Palma: coladas como edificios de 16 pisos y un cono de 180 metros

Julio Pérez apunta que «estamos pasando del fin de la emergencia al principio de la reconstrucción de La Palma»

Vista del volcán desde Cabeza de Vaca (17/12/2021)

Vista del volcán desde Cabeza de Vaca (17/12/2021)

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Vista del volcán desde Cabeza de Vaca (17/12/2021) Isabel Durán

El volcán de La Palma se mantiene dormido desde la noche del lunes y los parámetros que miden su actividad siguen a la baja. El fin de la erupción parece estar muy cerca, pero en sus 86 días de efusividad ha dejado su huella destructora en el Valle de Aridane. La lava que ha brotado desde el interior de Cumbre Vieja ha arrasado 1.218,87 hectáreas, lo que equivale al 1,72% de la superficie de la Isla Bonita. La colada primigenia que discurre sobre el barrio de Todoque alcanza, en algunos puntos, los 40 metros de altura y se asemeja a un edificio de 13 plantas. El paisaje y la orografía de la ladera oeste de la isla se ha modificado drásticamente y el macizo formado por el edificio volcánico supera los 1.200 metros de altura sobre el nivel del mar. En el entorno de la montaña Rajada hay lugares en los que el material magmático solidificado ha ganado una elevación que se acerca a los 180 metros. Estos datos se recogen en una herramienta puesta en marcha por el Cabildo de La Palma que permite analizar la altura de las coladas, que en el norte oscila entre los 11 y los 30 metros y en la zona sur de la emergencia tienen una elevación media de entre cinco y diez metros. El cementerio de Las Manchas está sepultado bajo unos 20 metros de material volcánico y en el cantil de la playa de Los Guirres la lava supera los 60 metros de altura. Según la corporación palmera, esta aplicación web será «de gran utilidad» para el análisis del nuevo territorio y contribuirá a la planificación de las futuras infraestructuras.

Los datos recogidos por los equipos del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) corroboran los signos de agotamiento del volcán y la portavoz del comité científico, María José Blanco, admitió ayer que la erupción «está detenida». Si bien pidió completar el periodo de diez días que la comunidad científica se ha marcado para confirmar el fin de la actividad volcánica en La Palma, ya que «no se descarta un nuevo repunte» en la emisión de coladas. El consejero de Seguridad y Emergencias y portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, defendió que los indicadores volcánicos monitorizados por el Pevolca revelan que «estamos pasando del fin de la emergencia al principio de la reconstrucción». 

Actualmente, la emisión visible de gases «es puntual y esporádica» y se concentra en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, indicó que la jornada había sido «estable y tranquila», incluso con buena calidad del aire en toda el área de la emergencia, aunque persisten zonas «dominadas por el calor», pese a que el volcán lleva días sin actividad. Los técnicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) apuntan que las coladas todavía mantienen una temperatura elevada, pese a no recibir aporte de energía desde hace casi una semana. En la boca del cráter la temperatura de la lava ronda los 196 grados y en algunos puntos de la ladera alcanza los 130 grados.

La calidad del aire en cuanto al dióxido de azufre (SO2) se mantiene en niveles buenos y en Los Llanos de Aridane, donde ha habido problemas de concentración de partículas inferiores a 10 micras (PM10), se ha pasado de una situación «extremadamente desfavorable» a «desfavorable». Sin embargo, la probable entrada de calima podría contribuir a que hoy y mañana se incremente la presencia de partículas en el aire. Morcuende insistió en evitar hondonadas, bajos de bodegas y aparcamientos subterráneos, donde pueden acumularse vapores tóxicos. Además, reiteró la importancia de ventilar las viviendas e instó a quienes entren en la zona evacuada, a retirar enseres o a regar plantaciones, a que acudan acompañados de equipos de emergencias que puedan realizar una medición de gases y garantizar así la seguridad. En esta línea, el portavoz del Pevolca instó a la población a no realizar actividades al aire libre, especialmente aquellos que presentan cuadros de tos o dificultad respiratoria o tienen patologías cardíacas o pulmonares.

El tremor volcánico sigue en niveles de ruido fondo y la sismicidad se mantiene en el mismo nivel. A lo largo de la última jornada –entre las 19 horas del jueves y las 19 horas de ayer– se constataron 63 temblores en La Palma. El más llamativo fue de 3,5 grados y se produjo a las 22.29 horas, a una profundidad de 36 kilómetros y su epicentro se localizó en Mazo.

73,5 millones de euros

A pesar de que todos los parámetros auguran el final de la erupción, Pérez recordó que la emergencia volcánica se mantiene en semáforo rojo, con las limitaciones que ello conlleva y que, previsiblemente, en una fecha ya cercana, se irán aminorando. Cuando se rebaje el nivel de alerta se reducirán las áreas evacuadas, un mayor número de personas podrán regresar a estas zonas y se podrán intensificar las labores de limpieza de ceniza. El número de personas albergadas en establecimientos turísticos se eleva hasta las 557, de las cuales 391 están alojadas en Fuencaliente; 73, en Los Llanos de Aridane; y 93, en Breña Baja. 

El Consorcio de Seguros ha abonado 73,5 millones de euros en indemnizaciones por viviendas, vehículos, comercios e industrias destruidos por el volcán, y que corresponden a 546 solicitudes, el 19% de las recibidas hasta ahora. El director general de Operaciones del Consorcio, Alejandro Izuzquiza, explicó que las inundaciones o terremotos no tienen parangón con «el sufrimiento prolongado» que causa un volcán.

1,72% superficie

  • El material volcánico que ha brotado desde el interior de Cumbre Vieja ha arrasado 1.218,87 hectáreas, lo que equivale al 1,72% de la superficie de la Isla Bonita.

40 metros

  • La colada primigenia que discurre sobre el barrio de Todoque alcanza, en algunos enclaves, los 40 metros de altura y se asemeja a un edificio de 13 plantas. 

Compartir el artículo

stats