Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a una figura de raza / Cambios en la banda técnica

Ángel López deja el cargo en el banquillo de la UD Las Palmas

El exjugador internacional de Pozo Izquierdo abandona la entidad grancanaria por "motivos personales" -Llegó en julio del 2020 para suplir a Ríos -El Turu Flores, el relevo natural

Ángel López, en el Anexo.

Ángel López, en el Anexo. LA PROVINCIA / DLP

Ángel López Ruano, exjugador internacional de la UD Las Palmas, y que formó parte del grupo humano que conquistó el ascenso del 21-J en 2015 como lateral, deja su cargo de segundo de José Mel Pérez. Según detalla la entidad amarilla, la marcha obedece a "motivos personales". Ángel López deja de desempeñar las funciones de segundo entrenador amarillo que iniciase en julio del 2020, ante la salida de Roberto Ríos, que busca iniciar su carrera de entrenador en solitario. El Turu Flores es el relevo natural, ya que cuenta con la titulación precisa.

Ángel completó su primera temporada como segundo entrenador el curso pasado, junto a Pepe Mel, y en el día de hoy, separa su camino del de la Unión Deportiva Las Palmas por motivos personales.  Como entrenador formó parte de las estructura de filiales, primero en el cuerpo técnico de Las Palmas Atlético y posteriormente como entrenador del Juvenil B. Desde la entidad se le agradece su trabajo y profesionalidad a lo largo de este tiempo, a la vez que se le desea la mayor de las suertes tanto en su futuro personal como profesional', comunicó el club.

El tercer adiós de Ángel López Ruano (Pozo Izquierdo, 40 años). El exlateral internacional de la UD Las Palmas, que cumplía las funciones de segundo entrenador, asesorando a José Mel Pérez, deja la nave amarilla por «motivos personales». El defensa sureño se retiró del fútbol profesional en el Gran Canaria ante el Athletic Club de Bilbao el 8 de mayo del 2016 con un expediente con 159 duelos con la UD y 300 en Primera -defendiendo el escudo ‘Pío Pío’, así como los del Celta de Vigo, Villarreal y Real Betis-. Durante su etapa en la formación verdiblanca, fue dirigido por el propio Mel. Tras cerrar su etapa profesional, inició la labor de técnico en la cadena de Las Palmas -junio de 2017-. 

Ejerció de asistente en el División de Honor y Las Palmas Atlético -junto a Suso Hernández-. Además, también llevó las riendas del Juvenil B de la base. En noviembre de 2017, con la salida de Suso de la ‘vela chica’ y el aterrizaje de Juan Manuel Rodríguez-, Ángel López escenificó su segunda salida. Regresaría en julio de 2020 como segundo de Pepe Mel, tras la renuncia de Roberto Ríos. 

La trayectoria vital

428 días en el cargo con un balance de 15 victorias, 17 empates y 15 derrotas. La gran aportación de Ángel López fue su insistencia en subir a Pedri al primer equipo. El consejo de oro. «Hablé con Mel, sin tapujos. Lo tuve de técnico en el Betis. Le falta músculo, físico..Pero va a multiplicar todo su talento. Acertarás con Pedri», la oratoria del internacional de Pozo convenció al novelista, que le brindó su cuota de mérito y desveló el encuentro con su pupilo en El Hornillo de Telde. Para el exdefensa de Champions , era preciso proteger al infante, como detalló a este medio antes de su irrupción meteórica por la UD Las Palmas, FC Barcelona y selección española -para triturar todos los récords y ser pieza clave en la pasada Eurocopa y plata en los Juegos Olímpicos de Tokio-. «Los que ahora le  idolatran, pronto le castigarán sin descanso desde la prensa. Quiero poner en valor el trabajo de los técnicos: Juan Germán, Sergio, Suso Hernández...Yo no hice nada. Se lo trasladé a Mel. Lee el juego con inteligencia, se adelanta. Pero no debe llevar el peso de la UD».

El tiempo le dio la razón. Pedri es una estrella a nivel mundial con un valor de mercado de 80 ‘kilos’- y un negocio redondo para el club isleño: deja en octubre unos 17 millones. La venta del infante de Tegueste -en septiembre de 2019- se cifró en cinco y el resto ha llegado gracias a las cláusulas de un contrato bendito para las arcas. Referente para la grada De Ángel López a José Óscar ‘Turu’ Flores. El exdelantero de la UD, que estaba ejerciendo de asistente, pasará a contar con el rol de segundo técnico tras la renuncia del sureño. Junto al argentino, Jerónimo Figueroa ‘Momo’ completa la nómina de colaboradores para el novelista. El Turu ya llevó las riendas como primer técnico del Vélez Sarsfield y Defensa y Justicia del campeonato argentino. El conjunto isleño cuenta hoy con día de descanso y el domingo se desplaza a Burgos. El lunes llega la sexta jornada del curso en El Plantío, escenario donde fue arrollado el Valladolid de Pacheta.

El primer plantel contó ayer con un asadero como despedida a la salida de Ángel López de la caseta. El sureño confesó a este medio el pasado junio que deseaba afrontar una aventura en solitario en los banquillos. Además, salía en defensa de la figura de Pedri, su gran hallazgo. «Se me viene a la cabeza cuando decían en el verano de 2019 que lo íbamos a quemar cuando lo subimos con 16 años a la UD (...) Puedo sentir orgullo y una felicidad tremenda, porque seguro que su ejemplo vale de combustible anímico para el resto de la base. Este club es el mejor escaparate para promocionar y generar valor». Además, en un ejercicio de humildad, se resta cualquier cuota de mérito. «Simplemente hice lo que debía. Me encontraba inmerso con los cursos de entrenador, estudié de forma pormenorizada los entrenamientos del Juvenil B y División de Honor de la cadena amarilla. Me encanta analizar cómo entrena el jugador de base. Te vale para desmenuzar las claves de su registro en la competición. Vi a Pedri a entrenar, y al segundo, te cautiva. Orientado en banda izquierda, completó unos picos de rendimiento altísimos. Lo apunté en una chuleta en el móvil, mi hijo coincidía en esas camadas. Hablé con él y percibes ese grado de madurez. Talento y capacidad de adaptarse a todos los escenarios. Es algo innato. Se lo trasladé a Mel de forma informal [de mayo a junio de 2019]. Le dije al míster, ‘tienes a un chico con el que no te vas a equivocar’. Acertamos. Lo reseñable fue la estrategia de club». En relación a sus próximos restos, durante la Eurocopa aseguró que le llenaba el banquillo. «Me gusta, pero soy consciente de la dificultad. No hay tantos equipos en la esfera profesional».  

El último servicio al imperio de su corazón. Ante el Ibiza, en ese punto con la entrada de Moleiro en el 66’ (1-1), Ángel López apagó la pizarra electrónica. Actor estelar en la última victoria de la UD en el Heliodoro (2001 y en Primera División), cumplió en silencio con una obsesión: elevar una muralla de hormigón armado. Cambio de sillas en el banquillo del novelista. Adiós al pitbull de Pozo, admirador de Marc Overmars, y que retó a Cristiano Ronaldo en Old Trafford en Champions. Y llega el coloso de La Garriga, el primero de los galácticos.  

Compartir el artículo

stats