Un grupo de migrantes se manifestó en las calles de Maspalomas en la mañana de este domingo, 7 de marzo para protestar contra la actual política migratoria aplicada por la Unión Europea y el Gobierno español, que supone que miles de migrantes en situación irregular llegados en embarcaciones desde la costa noroccidental de África estén bloqueados en Canarias sin poder viajar a la Península u otros países europeos.

Unas protestas similares tuvieron lugar este sábado en Tenerife, donde unas 1.200 personas participaron en la manifestación celebrada en La Laguna en el que una portavoz de la Asamblea de Apoyo al colectivo leyó un comunicado al finalizar la marcha en el que afirmó que: “después de un mes de denuncias y visibilización del racismo institucional, trato vejatorio, violento e ilegal que se está cometiendo por parte del Gobierno español (...), salimos a exigir responsabilidades y cese de esta atrocidad, que ha convertido a canarias en una jaula de tortura”.

Un total de 106 migrantes en tránsito, entre los que se encontraban 15 mujeres y tres menores de edad, han pasado la noche en Irún (Gipuzkoa) en los albergues habilitados para ello, a la espera de poder cruzar la frontera con Francia, según ha informado el Gobierno Vasco.

El Ejecutivo ha activado en las últimas horas su plan de contingencia ante la llegada masiva a Irún (Gipuzkoa) de migrantes africanos en tránsito procedentes de Canarias. A todos ellos se les ofrece comida y agua, un kit con ropa básica y mascarillas, así como un espacio para poder pasar la noche. También se les ofrece la posibilidad de ducharse y se les toma la temperatura.

De este modo, en el albergue habilitado para migrantes en tránsito de forma permanente y gestionado por Cruz Roja han pernoctado esta pasada noche 64 personas, a las que hay que sumar otras 30 que han pasado la noche en el albergue para peregrinos del Ayuntamiento de Irún, y 12 en el de Hondarribia.

En total, 106 personas han sido atendidas, entre ellas 15 mujeres y tres menores y ninguno ha pasado la noche en la calle. Además, no se han cubierto todos los recursos habilitados por el Gobierno Vasco y todas las personas migrantes en tránsito que a lo largo de la jornada del sábado han llegado a Irún han sido atendidas.