El alcalde de Valleseco, Dámaso Arencibia (1973), anuncia su decisión de renunciar a su quinto mandato político, después de haber sido el regidor que mayores apoyos de sus vecinos ha conseguido en todo el país en estos 16 años con el bastón de mando, alcanzado en este tiempo hasta el 80% de los votos. El concejal de Urbanismo, José Luis Rodríguez, se convertirá en las elecciones de mayo en el nuevo cabeza de lista por el Partido Popular (PP).

«Me voy con pena, no es una decisión fácil, y hubiera podido repetir, pero creo que es bueno también dar paso a nuevas personas. El Ayuntamiento es como mi casa, porque antes de ser concejal mi padre fue trabajador durante 25 años, y he pasado muchos momentos dentro». Dámaso Arencibia decidió hace semanas que tenía que dar un paso a un lado para que se renovaran las caras de su partido.

Arencibia había compaginado en estos últimos años su trabajado en Valleseco con su puesto de empleado laboral en el Ayuntamiento de Tejeda. Y en estos momentos está inmerso en unas oposiciones nacionales para ser secretario habilitado nacional.

El alcalde llegó en el año 2003 como concejal en la oposición. Eran años en los que el PSOE ganaba los comicios con mucha solvencia. «Me faltaron 55 votos», recuerda ahora.

Cuatro años después, en 2007, obtuvo su primera mayoría absoluta. Y desde entonces ha repetido con victorias aplastantes, llegando a ser el segundo municipio español con mayores apoyos proporcionales de sus vecinos.

Dámaso Arencibia se mantiene abierto a entrar en las listas del PP en otras Administraciones supramunicipales, pero reconoce que las propuestas que le han llegado no le convencen. De ahí que ahora mismo su opción política sea irse a su casa.

«Empecé con 28 años con un grupo de gente que apostó por mí». De ahí que también estime que es el momento de un relevo, ya que se han cumplido muchos de los proyectos que se plantearon desde sus inicios. Entre ellos, evitar los cortes de agua con la compra de pozos para su abastecimiento, y servicios novedosos como los bonotaxis para facilitar la movilidad de las personas mayores que residen en los barrios.

El Ayuntamiento tiene ahora en marcha proyectos muy innovadores, como las viviendas públicas de uso compartido.