Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El porno deja de ser tabú en las aulas de Las Palmas

Dos guías promovidas por el área de Juventud pretenden tratar los efectos del porno en los jóvenes y la resolución de conflictos

El cartel de la guía sobre una mirada crítica ante la pornografía, ‘Por-no hablar’. LP/DLP

Los jóvenes comienzan a consumir pornografía desde los doce años y su visualización condiciona el resto de sus relaciones sexuales. "El principal problema es que los jóvenes asumen que las prácticas que ven en los vídeos son la realidad y las trasladan a sus relaciones", indicó la concejala de Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Carla Campoamor, en la presentación de la guía 'Por-no hablar' impulsada por el área con el objetivo de concienciar a la población joven de los problemas de un uso irracional de la pornografía. A su vez, la edil presentó la guía 'Alumnado ayudante de convivencia y mediador' que servirá para aquellos alumnos que quieran convertirse en mediadores de conflictos en sus centros educativos

El proyecto de plasmar en el papel estas dos problemáticas surge motivado por la iniciativa ‘Ponte a Cubierto’ en su edición de 2021 en el que mediante charlas trataron diferentes problemas que afectan a la salud de los jóvenes.

"Todos los niños tienen un móvil y es mucho más fácil encontrar este contenido que antes porque nadie sabe lo que ven en su teléfono, la facilidad del acceso a este contenido es preocupante", explicó Campoamor. Algunas de las consecuencias de una intensa exposición a este tipo de contenido a edades muy tempranas es el aprendizaje de tendencias sexuales falsas o dramatizadas. 

Un millar de alumnos son mediadores de conflictos en los centros educativos de la capital

decoration

De esta forma, la guía expone que los vídeos pornográficos muestran cuerpos y respuestas sexuales irreales, lo que puede afectar a la autoestima del joven. El manual pretende tener una perspectiva igualitaria por lo que también incide en el papel de la mujer en este tipo de contenido: "La sexualidad está reducida al placer masculino y al coito, el disfrute femenino está invisibilizado, ya que dramatizan la excitación de la mujer a través de gemidos cuya intención es la de excitar al espectador". El folleto también indica la realización de practicas sin consentimiento en las que se produce un sexo sin afecto ni comunicación. 

Dos de los puntos que más preocupan son las prácticas de riesgo como las relaciones sexuales basadas en la cosificación y falta de libertad, violencia en la pareja, difusión de contenido íntimo e incluso prácticas sexuales sin protección. En definitiva, desde el área de Juventud ponen en el punto de mira la vinculación entre sexo y violencia y la erotización de las agresiones sexuales. 

El manual, que está disponible en la página web y redes sociales de LPA Juventud también será distribuido por todos los centros educativos con el objetivo de "servir de referencia para incorporar conocimientos con el fin de que los jóvenes puedan desarrollar capacidad crítica ante la pornografía desde una perspectiva igualitaria y responsable" además de ser una referencia para que los profesores traten el tema en las clases. "Hay que incidir en la educación afectivo-sexual", destacó Campoamor. Aunque está orientada especialmente para alumnos y profesores, también los padres podrán encontrar consejos para discutir el tema con sus hijos desde un punto de vista no alarmista. 

Cartel del manual para el alumnado ayudante de convivencia y mediador de conflictos escolares. LP/DLP

La concejala señaló que espera que los trabajos presentados sean "también útiles a formadores que trabajen con adolescentes y, en general, a toda la ciudadanía". Campoamor apuntó que tras la asistencia a uno de los cursos sobre pornografía realizados el pasado año en los centros escolares se dio cuenta que la juventud "sabe demasiado sobre porno" y que este tipo de talleres tienen una gran acogida entre los profesores porque "están preocupados"

El texto también incluye consejos orientados a los alumnos para ver porno de una forma consciente y crítica. "Traslada la situación que está ocurriendo en el vídeo a la vida real, si te produce risa o malestar habrás detectado que la acción planteada es o absurda o una agresión sexual", recomienda a los jóvenes. Además, crea una serie de filtros que deben pasar los vídeos para no seguir perpetuando los patrones negativos: consentimiento, deseo, comunicación, límites y placer mutuo. 

Mediación de conflictos

La segunda guía presentada fue la orientada al alumnado ayudante de convivencia y mediador de conflictos escolares. Los mediadores son aquellos alumnos que son los "oídos y ojos de los centros educativos" y comunican los problemas y posibles casos de acoso escolar, explicó Campoamor. El Consistorio calcula que una veintena de centros educativos se han acogido a esta iniciativa en la que participan alrededor de 1.100 alumnos de la capital grancanaria.

La guía surge del proyecto de largo recorrido ‘Activa el On de la Mediación’ y su objetivo es la prevención y la búsqueda de soluciones en conflictos interpersonales entre el alumnado. Los estudiantes implicados en este proyecto deben ayudar a mejorar la convivencia, detectar problemas, liderar actividades y ayudar a otro alumnado cuando tenga alguna dificultad con el profesorado para facilitar la resolución de los conflictos dentro del centro escolar. 

Compartir el artículo

stats