Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Los hermanos acusados de intentar matar a un camarero admiten la agresión

La Fiscalía acusa a uno de ellos de tentativa de homicidio y al otro de lesiones

Marcos C. de espaldas mientras su hermano José C. declara ante el Tribunal M. S. J.

Los hermanos acusados de intentar matar a un camarero en el barrio San José de Las Longueras han admitido este miércoles que sí lo agredieron. Tras esto, la Fiscalía Provincial de Las Palmas ha rebajado la solicitud de condena para ambos de doce a siete años para uno de ellos y de nueve a tres para el otro. Esto se debe a que en un principio la acusación pública calificaba los hechos como un asesinato en grado de tentativa, sin embargo, ha reformulado sus conclusiones a tentativa de homicidio y lesiones. De los cuales, el principal acusado José C. es autor del primero de los delitos y su hermano Marcos C. del segundo.

El juicio, celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas, inició con la declaración del principal acusado José C. quien admitió que había apuñalado en repetidas oportunidades a la víctima el 6 de agosto de 2020 alegando que habían mantenido una discusión con anterioridad. «Él me agredió primero a mí», relató el procesado, al tiempo que aseguró que estaba «arrepentido» de haberle asestado las cuchilladas al camarero. 

Mientras que en su derecho a la última palabra alegó que "era alcohólico, tomaba drogas y me sentía humillado por él cada vez que acudía al bar. Me siento muy arrepentido por el daño que le cause al chaval y a su familia", reiteró.

Por su parte, Marcos C. manifestó que había ido al local con su hermano y juntos agredieron a la víctima. A su vez, defendió que no tenía conocimiento de que su pariente llevaba un cuchillo y que decidió llevar al camarero al centro de salud tras la agresión. "Lo agredí con la silla nada más", indicó.

La víctima reiteró su acusación y añadió que reclama una indemnización por los daños que sufrió a consecuencia del ataque.

Los hechos

La Fiscalía relata en su escrito de conclusiones finales que, sobre las 14.00 horas del 6 de agosto 2020, José C. mantuvo una discusión con el agredido mientras este se encontraba en su puesto de trabajo en el bar Valencia. Tras esto, el procesado se fue a su domicilio a buscar un cuchillo de cocina para después regresar al local a tomar represalias contra de la víctima siendo acompañado de su hermano Marcos C. 

Una vez que llegaron al lugar comenzaron a lanzar banquetas al camarero hasta que José C. saltó detrás de la barra y le asestó varias puñaladas. La víctima logró salir de detrás de la barra y en ese momento Marcos C. le golpeó con una silla y le propinó diversas patadas.

Posteriormente, el camarero escapó del lugar y Marcos C. tras ver la gravedad de los hechos procedió a acompañarle a un centro de salud "con ánimo de disminuir los efectos".

La víctima recibió cuchilladas en la zona torácica derecha, abdominal y extremidades que le afectaron núcleos vitales, por lo que, de no haber recibido una "intervención quirúrgica urgente, se hubiese puesto en grave riesgo su vida".

Así, la fiscal Cecilia Acebal calificó los hechos como un delito de homicidio en grado de tentativa del que es autor José C. por lo que pidió una condena de siete años de prisión, así como la prohibición de comunicarse y/o acercarse al agredido durante diez años.

Mientras que a Marcos C. le acusa de un delito de lesiones por el que solicitó una condena de tres años de cárcel y la prohibición de comunicarse y/o acercarse a la víctima durante cinco años.

El ministerio público también requirió una indemnización de 3.415,51 euros por las lesiones causadas y de 4.701,42 euros por las secuelas. Las defensas, por su parte, se adhirieron a lo solicitado por la Fiscalía. De esta manera, el juicio quedó visto para sentencia.

Compartir el artículo

stats