Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Risco de San Nicolás pide volver a incluir en el plan del barrio el colegio Guiniguada

La asociación de vecinos Amirisco presenta alegaciones sobre accesibilidad o vivienda al plan especial de rehabilitación aprobado por el Ayuntamiento

Vista del colegio Guiniguada y las fincas de plataneras abandonadas bajo San Nicolás.

San Nicolás pide volver a incluir en el plan especial del barrio el colegio Guiniguada y las fincas abandonadas aledañas al centro educativo para crear un parque. La asociación Amirisco ha presentado ante el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria una treintena de alegaciones al plan de regeneración aprobado en Junta de Gobierno el pasado septiembre. Los vecinos reclaman modificaciones en el nuevo ordenamiento -el cual todavía está pendiente de ir a pleno para su aprobación definitiva- en materia de accesibilidad, movilidad, vivienda, saneamiento o el ámbito de delimitación del mismo.

El plan de regeneración del Risco forma parte de la iniciativa puesta en marcha por Urbanismo ‘Barrios pendientes’, que incluye la mejora de los cuatro riscos históricos de la capital: San Roque, San Juan, San José y San Nicolás. Este último ha sido el primero en ser aprobado e incluye un cambio sustancial en diversas materias, con la inclusión de nuevas plazas y jardines, la reposición de vivienda o la inclusión de medios mecanizados de movilidad vertical; además de otros aspectos como la puesta en valor del patrimonio histórico de la zona.

Proponen convertir la fincas en desuso sobre el colegio en un parque agrario y en zonas verdes

decoration

En este sentido, la asociación Amirisco cree que el CEIP Guiniguada y las fincas agrícolas aledañas al mismo -hoy día abandonadas- deberían estar incluidas en el ámbito de actuación del plan, tal y como estuvieron en el extinto PERI -plan especial de reforma interior- de 1998. El centro educativo y las citadas parcelas, que se extienden ladera arriba hasta colindar con la calle Real del Castillo, fueron excluidas del planeamiento urbanístico del barrio tras producirse una modificación parcial del mismo dentro de la fase de redacción del Plan General de Ordenación (PGO) de 2012.

De esta manera, proponen la reincorporación de estos suelos, especialmente del equipamiento educativo, ya que la mayor parte de su alumnado procede del barrio. El CEIP Guiniguada ha corrido el riesgo de cerrar sus puertas en los últimos años ante la escasez de estudiantes, su construcción fue posible en la década de los 80 tras años de lucha vecinal, tal y como recuerda la asociación Amirisco en las alegaciones presentadas ante el Consistorio.

Los vecinos sugieren modificar el trazado propuesto para la escalera mecánica de Perdomo a Nilo

decoration

Además del colegio, proponen la inclusión de las antiguas terrazas abancaladas de plataneras aledañas. Entienden que estas son la puerta de entrada al barranco y El Pambaso por lo que deben servir como colchón del área urbanizada. Con el objetivo de blindar más la protección natural de esta zona, solicitan reclasificar el terreno de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras (SRPI) a Suelo Rústico de Protección Paisajística o Agraria (SRPP o SRPA) -con usos más restrictivos-, tal y como ya está nominado el lecho del Guiniguada y las laderas del mismo barranco arriba. Proponen la conversión de este área en un parque agrario y zonas verdes para el uso y disfrute de los vecinos.

Por otro lado, la asociación considera «un despropósito» la carretera y el túnel planteados de Miller a El Pambaso, incluidos en el PGO de 2012 para descongestionar Mata. A su juicio, aunque no entra en el ámbito de actuación del plan especial de regeneración, «supondría un grave impacto paisajístico» en las inmediaciones del Risco, además de «suponer un riesgo para los bloques de San Francisco» al ser este un terreno sedimentario. También temen el incremento del tráfico en las calles Álamo y San Nicolás.

avillullas@laprovincia.es Juan Castro

En cuanto a la Movilidad interna del barrio, los vecinos proponen una mejora en el trazado planteado para la nueva escalera mecánica que unirá la prolongación de Perdomo con Nilo, en la parte alta del barrio. En las alegaciones indican que esta actuación supondría el derribo de cuatro viviendas habitadas «de interesante factura» por sus características arquitectónicas, dos en la calle Domingo Guerra del Río y otras dos a una cota superior. Proponen que se revise el trazado propuesto por parte de Urbanismo, «el cual pudiera serpentear, enlazar con tramos de vía pública ya existentes», aprovechando escalinatas como la de Madroño o solares vacíos o en ruinas; además de «potenciar» los ejes peatonales -escalinatas- ya existentes de Troya y Nogal.

También en materia de accesibilidad, proponen hacer un inventario de aquellas viviendas que han crecido de manera «ilegal» ocupando parte de la vía pública o, incluso, «privatizando» algunos tramos con cerramientos. Además, reclaman una mejora en el paso subterráneo que une Bernardino Correa Viera -la prolongación de Primero de Mayo- con la autovía del Guiniguada y el Rectorado dada la deficiente seguridad del mismo al carecer de acera.

Pendientes en El Risco. Juan Castro

En materia de vivienda, Amirisco propone realizar un censo de aquellas familias que, dada su frágil situación económica, hayan ocupado una casa incluida dentro del listado de inmuebles a derribar por estar en ruinas o considerarse infraviviendas; y, además, se les adjudique una vivienda digna dentro del plan de reposición previsto en el nuevo planeamiento. En este sentido, señalan la posibilidad de incluir en el listado varios solares que ahora no están previstos para la reposición.

Entre las alegaciones presentadas, los vecinos han planteado ahondar en la renovación de la red de saneamiento del barrio, por ser esta «muy antigua» con numerosos puntos precarios y también poner alternativa a las escorrentías y la red de pluviales para evitar inundaciones cuando llueve dada la gran pendiente de numerosas calles. Otras propuestas versan sobre el fomento del reciclaje y la recogida de residuos selectiva o aprovechar solares de la calle Minerva para crear un bulevar.

Rehabilitar la antigua acequia

Las alegaciones presentadas por Amirisco al plan especial de San Nicolás plantean ahondar en la protección de los valores patrimoniales históricos y etnográficos del barrio. En este sentido, proponen rehabilitar la antigua acequia de suministro de la capital -que traía el agua desde el Guiniguada-, para ello sugieren descubrir un tramo que todavía se conserva en la calle del mismo nombre pero que no está a la vista de manera pública. En este mismo punto, señalan que deberían rehabilitar un viejo local social conocido como El Longorón de propiedad municipal y hoy en desuso. La asociación señala en las alegaciones que, además de la protección prevista en la casa de La Escobera y el portón de Real del Castillo, debería de haber un inventario «más exhaustivo» de los valores patrimoniales que perviven. | A. V.

Compartir el artículo

stats