Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presupuestos participativos | Distrito Vegueta Cono Sur Tafira (IV)

Vecinos de Tafira Alta y de Los Hoyos reclaman aceras para caminar seguros

El distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira presenta un total de 85 propuestas con el propósito de urbanizar barrios periféricos y dar más opciones de ocio al aire libre

6

Vecinos de Tafira Alta y de Los Hoyos reclaman aceras para caminar seguros JC Guerra

Vecinos de Tafira Alta y de Los Hoyos reclaman la inclusión de aceras en varias calles con el objetivo de aumentar la seguridad vial en ambos barrios. Crear zonas deportivas y de ocio al aire libre son otras propuestas que los vecinos del Cono Sur de la ciudad han puesto sobre la mesa. Los residentes en el distrito Vegueta Cono Sur Tafira han presentado 85 propuestas a los presupuestos participativos 2022. Los técnicos municipales están deliberando en este momento qué propuestas serán las que pasarán el corte y cuáles no con vistas a una segunda fase en la que la ciudadanía tendrá que elegir qué quieren hacer en sus barrios. La partida para este sector de la capital grancanaria será de 622.800 euros.

«La pandemia puso de manifiesto que necesitamos espacios públicos», resalta Enrique Rojas Martínez del Mármol, quien ha solicitado al Consistorio a través de los Presupuestos Participativos la construcción de aceras a lo largo de la calle Doctor Agustín Bosch Millares, desde la Cruz del Inglés hasta la rotonda de Bandama. Según este, el Ayuntamiento debería asumir la urbanización de los arcenes de la antigua Carretera del Centro puesto que esta ya no tiene la función que tenía en otro tiempo. La propuesta resalta la cantidad de gente que camina por los arcenes «con el peligro correspondiente». Lo cierto es que se trata de un proyecto de seguridad vial que lleva años pendiente y que ya fue a pleno en 2018 a través de una moción de la oposición.

Otro barrio con voces que solicitan aceras es Los Hoyos. En este caso, la propuesta resalta las inexistencia de veredas en la avenida Tamaragua. La idea sería urbanizar los márgenes a partir del número 35 de la citada vía, puesto que las aceras llegan hasta allí actualmente. Los vecinos y la comunidad estudiantil del cercano Colegio Americano se ven obligados a ir por la calzada, denuncian, «es una situación muy peligrosa para los niños y niñas».

La falta de aceras es una constante en los barrios de la periferia de Las Palmas de Gran Canaria. La semana pasada comenzaron los trabajos para urbanizar los márgenes de la recta de Los Tarahales, pero todavía está pendiente hacer lo propio en núcleos como Almatriche o Las Perreras. Aún así, lo cierto es que también hay problemas en plena ciudad, donde la estrechez de las calles dificulta la movilidad peatonal en favor del vehículo privado.

Así, vecinos del barrio de San José han solicitado a través de los presupuestos participativos ampliar las aceras del paseo entre el hospital de San Martín y Eufemiano Jurado. «Son muy estrechas y no caben dos personas caminando de forma simultánea», señala, «si coinciden en el mismo espacio, se hace necesario que una de ellas baje a la vía pública por donde circula el tráfico urbano». Sugiere delimitar zonas de carga y descarga, la inclusión de algún limitante de la velocidad para dar «mayor seguridad» y arbolar parte del paseo en la zona ganada a la calzada.

El Lasso y Casablanca

«La situación de vulnerabilidad de los niños y niñas de El Lasso queda reflejada, entre otras, por la ausencia de un espacio físico donde llevar a cabo actividades deportivas», apunta una de las propuestas, «donde su práctica se convierta en una forma de ocupación del tiempo de ocio». En este caso, sugieren la construcción de unas instalaciones polivalentes en el anexo al antiguo colegio León, que en otro momento fue un campo de fútbol y hoy día está abandonado. El Ayuntamiento capitalino inauguró a principios de mes un nuevo campo de fútbol en lo que antes era una pista de tierra, por lo que este espacio que proponen en los Presupuestos Participativos sería complementario.

También en el mismo barrio, la plataforma vecinal ‘El Lasso se mueve’ solicita la terminación del local social, situado en el anexo al huerto urbano. La idea, exponen, sería habilitar un espacio en la zona delantera para poder realizar actos y eventos al aire libre, dado que en la zona no existe un espacio similar. Por otro lado, solicitan poner guardias muertos para reducir la velocidad de los coches que suben al barrio.

Propuesta de merendero en Casablanca I. LP/DLP

En el límite de este barrio con el de Casablanca, una de las propuestas plantea la creación de un merendero favoreciendo el encuentro de los vecinos y las vecinas «en Línea con el Plan Horizonte Verde». El proyecto, que debería desarrollarse en lo alto de la calle Schubert, incluiría bancos y mesas donde poder comer o contemplar el paisaje. En esta línea de ocio saludable sugieren el reverdecimiento de los jardines de la parroquia de Casablanca -calle Juan Sebastián Bach- y la inclusión de un circuito con aparatos biosaludables a lo largo de la calle Anton Dvorak.

También en la calle Schubert, otro vecino ha propuesto crear un pipican que dé servicio a las mascotas de los barrios aledaños. Sugiere hacerlo en un solar hoy día abandonado que se ha convertido en un vertedero improvisado de basura y escombros. Los residentes también han reclamado una escalera utilizando un camino improvisado en la ladera que habitualmente utilizan para desplazarse entre la parte alta de Casablanca I y Las Filipinas y el paseo Blas Cabrera Felipe.

En cuanto a movilidad, los vecinos de Lomo Blanco proponen crear plazas de aparcamiento reguladas en una zona de tierra que linda con la GC-112, la carretera que baja a San Roque. En Zárate, sugieren urbanizar un solar que se utiliza actualmente como aparcamiento que permita crear unas plazas de estacionamiento en la zona y evitar -en parte- que los coches ocupen las aceras.

En este último barrio, han planteado crear un taller de carnaval. La propuesta consiste en utilizar el local social para hacer cursos de confección y costura de trajes y disfraces dada la gran afición en Zárate hacia estas fiestas, «podría incluirse la confección en dicho taller de un traje para Gran Dama y Reina Infantil que representen a nuestro barrio». También en materia artística y dinamización cultural, los vecinos de Hoya de la Plata han sugerido hacer murales en las calles Pulpo y Tiburón, además de en el camino de Albi.

Compartir el artículo

stats