Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo entrenador de la UD Las Palmas

García Pimienta, nuevo entrenador de la UD Las Palmas

El barcelonés, de 47 años, fue despedido del FC Barcelona el verano pasado tras 20 años en el 'staff' técnico del club'. Dirigió a Messi y a Piqué en el Cadete A

Francisco Javier García Pimienta

Francisco Javier García Pimienta es el sustituto del destituido Pepe Mel en el banquillo de la Unión Deportiva Las Palmas. La entidad cerró el acuerdo con el técnico barcelonés, de 47 años, a última hora de la tarde del domingo después de varias horas de reunión de la cúpula del club en la sede de Pío XII analizando las cifras para finalmente destituir al técnico madrileño, primero, y fichar al nuevo inquilino del banquillo amarillo, después.

García Pimienta, el hombre encargado de llevar a la UD Las Palmas a la Primera División, objetivo fijado por la entidad para esta temporada, llega con tan solo seis partidos de experiencia en Segunda, los que dirigió en el banquillo del filial del FC Barcelona a finales del curso 2017-18, en el que el Barça B descendió a la extinta Segunda B.

El equipo del Miniestadi es el único al que ha dirigido en su carrera como entrenador. En la campaña 2018-19 no consiguió clasificar al equipo para la promoción de ascenso. Sí lo hizo en las dos siguientes, pero finalmente tampoco logró la misión encomendada por el club catalán: en la 2019-20 cayó en el final frente al Sabadell; en la 2020-21, lo hizo en las semifinales contra el UCAM Murcia.

El verano pasado, el nuevo jefe de la Masia, José Ramón Alexanko, que llegó al cargo en marzo de 2021 de la mano del nuevo presidente, Joan Laporta, destituyó a García Pimienta a pesar de que le quedaba una temporada de contrato. Llevaba 20 años en el staff técnico del club, al que llegó como entrenador del Cadete A en el que militaban jugadores como Leo Messi o Gerard Piqué, entre otros. Como mayor éxito tiene la consecución de la Youth League (Copa de Europa Juvenil) en 2018. Poco después, sustituyó a Gerard López en el filial, donde estuvo los tres últimos cursos completos.

Encuesta | ¿Le parece adecuada la elección del nuevo entrenador de la UD Las Palmas, García Pimienta?

  • 252
  • 1089

Ahora llega el turno de García Pimienta, el hombre encargado de llevar a Las Palmas a la Primera División, objetivo fijado por la entidad una vez comenzada la competición y vistos los buenos resultados, porque ningún dirigente se atrevió a apostar por cotas tan altas en verano. El barcelonés llega a la UD con tan sólo seis partidos de experiencia en Segunda, los que dirigió en el banquillo del filial del FC Barcelona a finales del curso 2017-18, en el que el Barça B descendió a la extinta Segunda B.

Es el elegido por Helguera y Ramírez para llevar al equipo a Primera. Ambos perdieron su confianza en Pepe Mel. De nada valió que el equipo comenzará bien el año y la segunda vuelta con una victoria en el derbi frente al Tenerife (0-1) y un empate contra el líder, el Almería, en el Gran Canaria. No fue suficiente, porque creyeron en la entidad que los goles recibidos en Fuenlabrada habían acabado con su confianza. Atrás deja 128 partidos con un balance de 44 victorias, 41 empates y 43 derrotas. Ahora el turno es de Francisco Javier García Pimienta.

Ahora recala en la UD Las Palmas pese al interés de equipos como el Sporting de Gijón o el Málaga, según fuentes de la entidad amarilla, por hacerse con sus servicios. Su estilo de juego, en principio, casa con la filosofía de ataque y posesión de Las Palmas. Es, además, un enamorado de la cantera por su experiencia con ella durante dos décadas. Es el elegido por el director deportivo Luis Helguera y el presidente Miguel Ángel Ramírez, que perdieron su confianza en Pepe Mel tras la derrota del sábado en Fuenlabrada, para llevar a la UD Las Palmas a Primera.

Con la cabeza alta

Mel, que recibió la notificación in situ en las oficinas de la entidad, se despedirá del vestuario el vestuario mañana en Barranco Seco, y en ese mismo instante pondrá fin a una historia con al UD que comenzó en marzo de 2019 y acabó en enero de 2022, con el equipo séptimo y a tres puntos de los puestos de playoff.

Se va con la cabeza alta, satisfecho con su labor en casi tres años y también agradecido. Dejó un mensaje en sus redes sociales: «Fútbol es fútbol, dijo un sabio de esto. Estoy orgulloso de haber pertenecido a la UDLP y sentir en amarillo durante casi tres años. Pero es el momento de dar las gracias, a todos los que han estado junto a mi, gracias. Mi día a día ha sido fácil con tanta gente buena a mi lado. Gracias a todos por descubrirme esta maravillosa Isla, por vuestro cariño y amabilidad y por enseñarme a querer Gran Canaria. Desde la distancia brindaré por el ascenso, me marcho con la maleta llena de amigos y cariño. Pío Pío».

No podrá culminar la obra que aseguró estar convencido de poder hacer. No le dejaron. Son muchos los motivos por los que el consejo de administración de la UD tomó la decisión de destituirle, pero destacan los números pobres del equipo fuera de casa -sólo dos victorias, en Anoeta y en el Heliodoro, en 12 salidas-, la cantidad de goles encajados -30, más que ocho conjuntos que están por debajo, cuando una de las misiones que tenía este curso era cortar esa sangría-, o la desconfianza de algunos capos del vestuario en él.

Compartir el artículo

stats